Magistrados: imputado sí cumplió con devolver los bienes y no hay delito

Por: Carlos Arguedas C. 18 enero, 2014

La Sala Tercera de la Corte absolvió al empresario Juan León García del delito de retención indebida de insumos médicos en perjuicio de la Caja, hecho por el que fue condenado, en primera instancia, a tres años de prisión.

La resolución se tomó el pasado 3 de diciembre, pero fue notificada esta semana.

Este caso se remonta al año 2005, cuando León, propietario del complejo de bodegas Algefissa, aparentemente, se negó a que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) trasladara insumos médicos a otros locales que pertenecían a la firma Cormar.

Juan León García fue condenado en abril del 2011. En aquella ocasión salió del edificio de los Tribunales de Goicoechea, San José, luego de concluida una de las audiencias. | MAYELA LÓPEZ/ ARCHIVO LN
Juan León García fue condenado en abril del 2011. En aquella ocasión salió del edificio de los Tribunales de Goicoechea, San José, luego de concluida una de las audiencias. | MAYELA LÓPEZ/ ARCHIVO LN

En medio de la pugna, la Caja presentó una denuncia penal ante el Ministerio Público, ente que acusó a Juan León García por el delito de retención indebida.

Al mismo tiempo, la CCSS demandó a León y al almacén Algefissa por ¢2.080 millones, al alegar perjuicio económico .

Durante un juicio que concluyó el 27 de abril del 2011, el Tribunal de Juicio de Goicoechea sentenció a León a descontar tres años de prisión.

En el mismo proceso acogió una acción civil planteada por la Caja y condenó de manera solidaria tanto a León como Algefissa a pagar los daños, asunto que debería ser cuantificado en un Tribunal Contencioso Administrativo.

Los abogados Alexánder Rodríguez Campos, en representación de Juan León, y William Molinari Vílchez, de Algefissa, presentaron un recurso de casación alegando la inexistencia del delito y que, aunque se les sancionó en abstracto en la acción civil, no se estableció el origen del daño y el nexo que generó esa condena civil.

Para los magistrados, los abogados defensores tenían razón y revocaron la sentencia.

Sin delito. En el tema penal, los magistrados llegaron a la conclusión de que el delito de retención indebida nunca se cometió.

Al respecto, explicaron que en este caso, luego de que la Caja presentó la denuncia penal, el Ministerio Público concedió un plazo de cinco días a León para que restituyera los bienes pues así lo establece la legislación.

León lo que hizo fue poner a la orden del Ministerio Público los medicamentos en el plazo requerido pues –según el fallo de la Sala Tercera– la misma Caja necesitaría ocho semanas para realizar el traslado. “El acusado cumplió con la prevención que se le realizó (...) poniendo a disposición de la Fiscalía los bienes propiedad de la ofendida”, dictaminó la Sala.

En la parte civil, los magistrados ordenaron al Tribunal Penal resolver sobre la demanda.

Dinorah Garro Herrera, gerente de logística de la CCSS, dijo que en este caso se “actuó conforme lo exige su deber y lo faculta el ordenamiento en defensa de los intereses de los asegurados”.