Fuerza Pública lo recapturó, 29 horas después, en patio de una casa en Sixaola

Por: Katherine Chaves R. 25 abril, 2014

Un reo, quien siete horas antes había sido condenado a un mes de trabajo de utilidad pública por portación ilegal de armas, se escapó el martes, a las 10 p. m., de las celdas de la Fuerza Pública de Bribrí de Talamanca de Limón.

El reo, de apellidos Solano Campos, fue detenido a las 3:15 a. m. del jueves en un patio de una casa, en el sector de La Catalina, Sixaola. Foto: Ronny Jaen
El reo, de apellidos Solano Campos, fue detenido a las 3:15 a. m. del jueves en un patio de una casa, en el sector de La Catalina, Sixaola. Foto: Ronny Jaen

Pablo Bertozzi, subdirector general de la Policía, explicó que la fuga ocurrió luego de que el sujeto, de apellidos Solano Campos, rompió, con ayuda de otros dos presos, una bisagra de la puerta del recinto.

La intervención policial evitó la fuga de los dos cómplices.

Cerca de 29 horas después de la huida, las autoridades detuvieron a Solano, quien estaba en el patio de una casa, en Sixaola. La captura fue a las 3:15 a. m., del jueves, según Pablo Bertozzi.

Desde julio del 2011, Solano Campos descuenta, en la cárcel La Reforma (Alajuela), una pena de cinco años por robo agravado.

Manrique Sibaja, director de Adaptación Social, dijo que saldría libre en abril del 2015.

Reconstrucción. El martes por la mañana, Solano fue trasladado hasta los Tribunales de Bribrí para que enfrentara, la tarde de ese mismo día, un juicio por el delito de portación ilegal de armas. Él viajó junto a dos imputados de otros casos, en una patrulla del OIJ.

Ya en los Tribunales de Bribrí , el juez condenó a Solano Campos a realizar trabajo de utilidad pública durante un mes.

Tras el juicio, los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de la zona lo llevaron a las celdas de la Fuerza Pública para que pasara la noche, pues al día siguiente debían devolverlo a La Reforma.

Según la oficina de prensa del OIJ, los agentes de Bribrí no trabajan las 24 horas al día, lo que los llevó a dejar al reo bajo la supervisión de la Fuerza Pública. “Debían esperar a que fuera la mañana del jueves para poder trasladarlo de nuevo a La Reforma”, informó el OIJ.

Pablo Bertozzi dijo que a eso de las 10 p. m., los oficiales de la delegación escucharon un golpe, proveniente del área de las celdas.

“Ellos tres (Solano y los otros dos) forzaron la bisagra que está más hacia el suelo. La bisagra cedió, ellos doblaron el portón y quisieron salir agachados”, narró.

Al escuchar el ruido, los tres oficiales que estaban en la delegación se dirigieron a los calabozos, en donde descubrieron que Solano se había fugado.

“Los dos otros imputados tenían la intención de escapar, pero se lo impedimos”, dijo Bertozzi.

Inmediatamente, los efectivos realizaron un operativo para dar con Solano; sin embargo, no fue hasta 29 horas después que lo encontraron en el patio de una casa, en La Catalina de Sixaola.

Bertozzi aseguró que los tres policías que estaban a cargo de la delegación serán investigados.

Por medio de la oficina de prensa, el Ministerio Público de Bribrí informó de que abrió un proceso en contra de Solano por el delito de evasión. Colaboró el corresponsal Ronny Jaén. .