Efectivos se ubicaron en un radio de 300 metros en barrio Pacuare durante tres horas

Por: Carlos Arguedas C. 24 mayo

Un centenar de agentes policiales tomaron la mañana de este miércoles un radio de 300 metros de barrio Pacuare, en el centro de Limón, mientras que el Tribunal de Juicio de esa ciudad recreaba un ataque a balazos contra una vivienda.

Este trámite es parte de un proceso judicial por tentativa de homicidio en el que figura como imputado Dinier Estrada Jiménez, conocido como Ojos Bellos.

La acción policial se inició poco antes de las 6 a. m. y se extendió hasta las 9 a. m. e incluyó la presencia del Servicio Especial de Respuesta Inmediata (SERT) del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

El despliegue generó inquietud entre los pobladores, la mayoría de los cuales abría ventanas y puertas observaba y luego se refugiaba en las casas. En tanto las calles permanecían vacías.

La diligencia judicial tenía como finalidad recrear un ataque a balazos que tuvo lugar en Pacuare la noche del 29 de julio del 2014. En aquella ocasión un grupo armado disparó en al menos 121 ocasiones contra una casa y, además, lanzó una granada de fragmentación que no extalló.

Una investigación dirigida por la Fiscalía Adjunta de Limón y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) determinó que los presuntos agresores pretendían asesinar a dos hombres, uno de apellido Johnson de 30 años y otro apellidado Hermann de 29 años.

Estos individuos salieron ilesos de la balacera pues poco antes del ataque recibieron una alerta de que debían salir del inmueble.

Para las autoridades judiciales, entre los hombres que accionaron las armas estaban Dinier Estrada Jiménez, conocido como Ojos Bellos, José Manuel Kelly Rojas, alias Chitá, y otros cuatro sujetos apellidados Casanova, Green, Clayton y Maxwell.

Contra estos seis individuos, que no estuvieron presentes en la diligencia en Pacuare, se abrió una causa judicial por el delito de intento de homicidio. El juicio arrancó en diciembre pasado y por razones de seguridad las audiencias se realizan en los Tribunales de Goicoechea, en San José.

Lento proceso. El debate ha tenido muchos atrasos debido a incapacidades y ausencia de testigos.

Otro trastorno ocurrió el 15 de marzo pasado cuando varios pistoleros atacaron en Dondonia de Matama, Limón, un vehículo en el que presumían viajaba José Manuel Kelly, quien al día siguiente debía presentarse a una audiencia de este juicio. Empero, el objetivo no viajaba en el carro.

Debido a esa balacera murieron la esposa de Kelly, Roschelly Lawson Wright, de 27 años; su guardaespaldas, David Aragón Fernández, de 26 años, y los hijos de este último, de 4 y 5 años. Los hijos de Kelly de 8 y 3 años, así como la esposa de Aragón resultaron heridos, pero sobrevivieron.

El 17 de marzo pasado el Tribunal de Limón excluyó del proceso a Kelly, al considerar que un dictamen judicial estableció que no está en condiciones psicológicas de someterse al proceso.

La reconstrucción de hechos es una de las últimas acciones del juicio. Ahora falta la incorporación de prueba documental y las conclusiones.