Por: Carlos Láscarez S. 14 septiembre, 2016

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Alajuela aprehendieron, la noche del lunes, a un individuo de apellido Castro, de 27 años, quien figura como sospechoso del delito de receptación (compra de artículos robados).

La detención ocurrió a las 6:35 p. m., en Canoas de Alajuela, específicamente frente al Colegio Vocacional Jesús Ocaña, en el momento en que Castro salía de una vivienda.

La Policía Judicial indicó que Castro ha sido investigado por los delitos de estafa, conducción temeraria, receptación y alteración de señas y marcas.

Al momento del arresto, Castro conducía una camioneta Toyota Land Cruiser Prado de modelo reciente, la cual había sido reportada como robada el 7 de setiembre, mediante el método del bajonazo, en la localidad de San Francisco de Dos Ríos.

Dicho vehículo tenía las placas gemeleadas y los documentos falsos, confirmó ayer el OIJ.

El día del bajonazo, al conductor se le atravesaron dos sujetos, los cuales se lo llevaron retenido durante varios minutos.

Trascendió que la familia de Castro tiene en concesión un reconocido balneario de San Rafael de Alajuela. También, Castro aparece como presidente en tres sociedades anónimas y en una como secretario. Fue remitido a la Fiscalía de Alajuela, donde ayer permanecía en espera de que fuera indagado por receptación.

Etiquetado como: