Por: Eillyn Jiménez B., Carlos Arguedas C. 17 agosto

La Policía de Control Fiscal decomisó este jueves por la tarde un lujoso vehículo McLaren, propiedad del empresario Carlos Rodríguez, pues las autoridades investigan un supuesto ingreso ilegal al país.

La incautación ocurrió a la 1:35 p. m. en un parqueo privado en Belén de Heredia, confirmó el director de la Policía Fiscal, Irving Malespín.

"El McLaren ingresó al país con un certificado de placa temporal que se venció y ahora ese vehículo aparece nacionalizado con una placa de un McLaren que estuvo en Costa Rica en 1997", afirmó Malespín.

La indagación que se realiza en este caso es por los presuntos delitos de contrabando y uso de documento falso, precisó la autoridad.

Por su parte, Carlos Rodríguez Vargas confirmó a La Nación que tanto el automóvil como el parqueo donde fue localizado son de su propiedad y añadió que está dispuesto a colaborar con las autoridades.

"Voy a colaborar con la Policía para que ellos investiguen en el Registro qué fue lo que pasó. Por otro lado, si hay que pagar impuestos, los pago. Tengo más de 15 carros, a todos se les ha pagado los impuestos, todo está derecho y simplemente con este carro hubo un error. Imagínese que en los años 2015, 2016 y 2017 le he pagado al Estado más de $350.000 en impuestos (¢203 millones), ellos pudieron corroborar que todos los demás carros están al día y solo con este hay problema", explicó Rodríguez.

El empresario, expropietario del Autódromo La Guácima, manifestó que el McLaren salió del país para una remodelación y que cuando regresó tuvieron una complicación con los trámites que se hicieron hace "unos tres o cuatro meses"; sin embargo, aclaró que el vehículo no estaba circulando.

"El enredo es que el carro fue reexportado. Se volvió a exportar al país (el McLaren) cuando se le hicieron las remodelaciones y el empleado que nos estaba ayudando con eso hizo un enredo en el Registro. No sé que fue lo que pasó y al día de hoy no lo sabemos, porque la persona que hace eso desgraciadamente está en un hospital", detalló Rodríguez.

El carro se encontraba en un parqueo ubicado en Belén.
El carro se encontraba en un parqueo ubicado en Belén.

En tanto, el jerarca de la Policía Fiscal dijo que el carro inscrito en 1997 tiene deudas y marchamos atrasados por nueve periodos, ya que el último pago por el derecho de circulación se hizo en el 2008.

Los registros del Instituto Nacional de Seguros (INS) para el vehículo modelo 1997 revelan que la deuda asciende a ¢41 millones.

Según el Registro Nacional, el McLaren 1997 tiene un valor de contrato de ¢89,5 millones, pero su valor fiscal actual en el Ministerio de Hacienda es de ¢55,2 millones.

Cuando la Policía encontró el vehículo, este contaba con las postales de la revisión técnica vehicular y del marchamo de este año.

Información actualizada a las 5:54 p. m. con declaraciones del empresario Carlos Rodríguez.