Director del OIJ alegó que separación afectaría la labor de áreas muy relevantes

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 10 octubre, 2014

El Consejo Superior del Poder Judicial dio marcha atrás en la decisión de suspender durante tres meses al jefe de la Sección de Homicidios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), de apellido Quesada, quien irá a juicio por supuestas agresiones.

La entidad había decidido suspenderlo con goce de salario a él y a otros tres agentes, de apellidos Valerio, Acosta y Luna, vinculados a agresiones y torturas contra un sujeto, durante una persecución ocurrida en San José, en el 2011.

La decisión del Consejo tenía como fundamento el artículo 27 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, la cual establece que se podrá separar temporalmente a los funcionarios cuando se dicte un acto de apertura a juicio contra ellos.

El 1.° de setiembre, el Juzgado Penal de Hatillo elevó a juicio la causa contra los agentes. Pese a que el Consejo Superior dictó la inhabilitación, las objeciones planteadas tanto por Quesada como por el director del OIJ, Francisco Segura, llevaron a que el órgano cambiara la resolución el 18 de setiembre.

El caso se originó durante la persecución de Owen Steven Brown. Este fue sentenciado por el homicidio del oficial Fernando Calvo. | ARCHIVO
El caso se originó durante la persecución de Owen Steven Brown. Este fue sentenciado por el homicidio del oficial Fernando Calvo. | ARCHIVO

Apelaron. En una nota enviada a los miembros del Consejo el 10 de setiembre, el jefe de Homicidios alegó: (la medida) “no tiene fundamento y además es excesiva por disponer de la suspensión, por cuanto en sede penal no tenemos ningún tipo de medida cautelar y, a la fecha, no hay fecha de señalamiento para juicio”.

El funcionario agregó que no existía peligro de que se obstaculizara el proceso.

Por su parte, el jefe del OIJ también envió una comunicación al Consejo en la que se refirió a la forma en que se afectarían las labores de no contar con estos empleados.

“Si bien es cierto el supuesto delito se cometió en sus funciones, también es cierto que en ocasiones es más grave la cura que la enfermedad. Con la suspensión de estos señores, y debido a la ola de homicidios que está sufriendo San José, se tuvo que improvisar y traer al jefe de Delitos contra la Vida y ponerlo como jefe de Homicidios. Y con ello se debilitó Delitos contra la Vida”, explicó Segura.

El jefe de la Policía Judicial añadió que “perder a estos tres funcionarios por un tiempo indeterminado, hará que, en el corto y el mediano plazo, se cause un grave daño en la investigación del delito rey, como lo es el homicidio”.

Etiquetado como: