Por: David Delgado C. 2 marzo, 2015

La Fuerza Pública descubrió este avión con una tonelada de cocaína en una pista privada en Pandora, Valle de la Estrella. | ARCHIVO.
La Fuerza Pública descubrió este avión con una tonelada de cocaína en una pista privada en Pandora, Valle de la Estrella. | ARCHIVO.

Un padre y su hijo serán enjuiciados a partir de este lunes, en el Tribunal Penal de Limón, por el transporte de una tonelada de cocaína en un avión.

Los dos imputados son guatemaltecos. Uno de ellos es un experimentado piloto, de apellido Cruz y 58 años, y el otro tiene 26 años.

La aeronave, con capacidad para 10 pasajeros, fue interceptada a las 4:30 a. m. del 16 de diciembre del 2013 por dos policías motorizados dentro del campo de aterrizaje de una compañía bananera en Pandora, Valle La Estrella, Limón.

En aquella fecha, la entonces presidenta de la República, Laura Chinchilla, reconoció la labor de los oficiales Dilzon Kiaimbey y Minor García y les dio una medalla por excelencia en el servicio.

Tras el operativo, el avión, marca Beechcraft, modelo F90 King Air, pasó a manos del Servicio Nacional de Vigilancia Aérea para uso del presidente, así como para reforzar patrullajes y acciones humanitarias. Este vehículo puede llegar en una hora y media a la Isla del Coco.

Captura. El día de los hechos, cuando los dos oficiales de la Fuerza Pública llegaron al sitio, había dos guardas de seguridad de la pista de aterrizaje que estaban maniatados.

Dentro del avión, matrícula guatemalteca TG-HOS, hallaron más de una tonelada de cocaína, distribuida en 51 paquetes de 20 kilos cada uno (1.020 kilos), que estaban sobre los asientos.

El Ministerio de Seguridad Pública informó de que, al parecer, la aeronave había sido rentada para que realizara un vuelo a Cartagena, en Colombia.

La Dirección General de Aviación Civil, detalló que el avión salió de Guatemala y entró a Costa Rica un día antes, a las 5:23 p. m., con siete pasajeros, en una escala en el aeropuerto internacional Daniel Oduber (Liberia). Luego, a las 6:20 p. m., continuó su vuelo hacia Cali, Colombia.

Además del piloto, en el vuelo venían cinco colombianos (tres mujeres y dos hombres), una israelí y un estadounidense.

De regreso a Guatemala, el avión haría una escala en el aeropuerto Juan Santamaría- De camino, el piloto avisó que debía aterrizar por una emergencia en la pista de Pandora, donde la Policía lo interceptó.

Las audiencias del juicio por este caso están programadas hasta el próximo 20 de marzo.

Etiquetado como: