Policía identificó a sospechoso por elementos pilosos que dejó en víctimas

Por: Carlos Láscarez S. 9 agosto, 2014

Un hombre de apellido Mora y 46 años, fue detenido ayer por agentes de la Unidad de Vínculos Criminales del OIJ como sospechoso de violación y robo agravado en perjuicio de siete mujeres, incluida una menor, entre los años 2009 y 2014.

El arresto del sujeto se registró ayer en una finca bananera de Siquirres, Limón, tras una búsqueda de tres horas por los agentes pues cuando el individuo notó la presencia policial escapó.

De acuerdo con el OIJ, entre los años 2009 y 2014 el imputado cometió los abusos contra las mujeres en diversos sectores solitarios de Batán de Matina y Siquirres.

Al parecer, actuaba alrededor de las 5 a. m. y su objetivo eran mujeres que se dirigían hacia sus lugares de trabajo.

Para ello ocultaba su rostro con un pasamontañas y amenazaba de muerte a las ofendidas en algunas ocasiones con cuchillos y otras con un arma de fuego.

Una vez que dominaba a sus víctimas, las obligaba a adentrarse en zonas de espesa vegetación, donde primero las despojaba de sus pertenencias y luego abusaba de ellas.

Luego de su aprehensión, Mora fue trasladado hasta su casa de habitación, la cual fue allanada.

El sospechoso fue hallado por los agentes en Siquirres luego de varias horas de búsqueda. Al parecer, en su casa había variada evidencia. | CORTESÍA OIJ
El sospechoso fue hallado por los agentes en Siquirres luego de varias horas de búsqueda. Al parecer, en su casa había variada evidencia. | CORTESÍA OIJ

Allí se recogió evidencia para sustentar la acusación. Mora fue trasladado hasta la Fiscalía, donde se tenía previsto indagarlo y solicitar medidas cautelares.

Indicios lo delataron. Al sospechoso se le relacionó con las diferentes violaciones gracias a los elementos pilosos recolectados en los lugares donde sorprendió a las víctimas, los cuales fueron analizados mediante el sistema de índice de ADN combinado (Codis, por sus siglas en inglés), usado para realizar comparaciones de los perfiles genéticos.

Una vez que los científicos del Departamento de Ciencias Forenses del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) hacen el estudio, expertos de la Unidad de Análisis Criminal revisan cada una de las causas con base en el ADN hallado en el lugar y emiten un criterio con o sin el sospechoso presente. Luego pasan los resultados a la Unidad de Vínculos Criminales. Ya se resolvieron 10 desde que entró en funcionamiento ese sistema, en enero.

Es así como el peón fue relacionado directamente con los abusos. No se descarta que el sujeto esté vinculado con al menos 20 causas más, por lo que el OIJ solicita a las víctimas o a sus allegados que denuncien hechos similares por la línea del OIJ 800-8000-645.