Por: Katherine Chaves R. 11 mayo, 2016

El Patronato Nacional de la Infancia (PANI) rechazó de nuevo dar la crianza de tres niños a sus hermanos mayores de edad.

La decisión se da luego de que los jóvenes interpusieran un recurso de amparo para exigirle a la entidad que los reconsiderara como opción para cuidar a los menores, quienes convivían con su madre agresora.

Cuando presentaron la petitoria, los niños, de 5, 2 y 1 año, vivían aún con la mamá en Limón, pero el pasado 3 de mayo fueron reubicados en una alternativa de protección.

En la resolución, de fecha 28 de abril, el Patronato señaló que rechaza la solicitud de los recurrentes debido a que ellos no fueron quienes “solicitaron realmente” la custodia, ya que “no existen vínculos afectivos entre los hermanos”.

Según el PANI, la petición proviene de Charlotte Cruz, quien es la dueña del hogar solidario al que llegaron los recurrentes y sus otros seis hermanos. Ellos fueron reubicados luego de que los sacaran de la casa de su madre, quien consentía que abusaran de ellos tanto física como sexualmente.

Pero la institución alegó que Cruz se contradecía, ya que primero aseguraba que quería la custodia, pero después decía que “su idea no era asumirlos”.

El Patronato comunicó que, además, se descartó el domicilio de Cruz por las condiciones físicas del inmueble. “Se detectó que existe hacinamiento pues son cuatro cuartos para 12 personas, que dentro del mismo no existe un espacio físico para el desarrollo de otras personas menores de edad”, puntualizó.

Después de conocer el fallo, Cruz apeló la decisión del PANI. En el recurso, ella reconoció que, antes de conocer “las condiciones en las que se encontraban los niños”, su interés era sacarlos de la casa y ponerlos en un albergue.

Además, rechazó que vivan 12 personas en la vivienda. “La casa en la que vivimos es mucho más espaciosa (...). Es decir, existe espacio disponible para los tres hermanitos”, afirmó.

Etiquetado como: