29 octubre, 2014

Freddy Navas, progenitor del guardameta, dijo a La Nación : “No sé con qué objetivo investigaron a mis hijos; estoy sorprendido y bastante molesto”.

Freddy Navas expresó desde Pérez Zeledón, donde reside la familia del jugador, su deseo de que en las próximas horas se aclaren las causas de esta situación.

También espera que sus hijos no corran peligro por las múltiples consultas realizadas en el archivo secreto de la Policía.

“Al rato lo hicieron solo para fisgonear qué propiedades tienen o para conocer datos financieros o dónde viven; tal vez no fue con mala intención pero no es correcto que hagan eso. A nadie le gustaría que estén vineando datos sobre los suyos”.

Keylor fue fichado por el Real Madrid en agosto y desde allí, los medios de prensa españoles e internacionales comenzaron a revelar sus ingresos anuales, que pasaron de 250.000 euros en el Levante, a 2,5 millones de euros en la planilla del Real Madrid.

Cautela materna. Sandra Gamboa, madre del portero, manifestó a este diario que prefería reservarse su criterio hasta conocer con mayor exactitud qué ocurrió.

“Lógicamente no está bien lo que pasó, pero de momento no sé ni qué pensar, no sé por qué lo hicieron. Siento que lo más prudente es dejar que se aclare el asunto y esperar que las autoridades actúen”.

Ayer, se intentó conocer la reacción del arquero por medio de personas allegadas. Sin embargo, se indicó que el jugador se encontraba en la concentración de su equipo para el partido de hoy, a la 1 p. m. (hora de Costa Rica), ante el Cornellá, por la Copa del Rey.

Dicho encuentro es el tercero que jugará Keylor Navas como titular en el Real Madrid.

La familia del jugador hasta ahora ha llevado una vida normal. Se trata de personas que han tenido que trabajar para llevar una vida digna, como contó la madre en una entrevista cuando Navas se estrenaba en el Real Madrid.

Esa vez dijo que en plena infancia de Keylor, a los cuatro años, tuvo que dejarlo para irse con el papá del menor a buscar trabajo en Estados Unidos, y enviar ayuda económica a la casa.

Entre los 4 y 14 años el retoño se crió con Elizabeth Guzmán y Juan Gamboa, sus abuelos maternos. Agradecido con ellos, ahora les regaló un auto Kia Río.

“Dormíamos en un cuarto de dos metros de ancho por dos de largo... la gente quiere estar en la gloria, pero no quiere conocer la historia, y la de Keylor fue bastante dura, por eso se merece todo lo que ha conseguido”, recordó en esa oportunidad Steven Gamboa, tío del futbolista, con quien se crió desde muy pequeño.