Por: Gustavo Fallas M. 23 julio

Pese a una orden de la Sala Constitucional, empleados del Poder Judicial no realizaron autopsias ni entregaron ninguno de los 25 cadáveres que se encuentran acumulados en la Morgue Judicial debido a una huelga indefinida del gremio que inició el miércoles 19 de julio.

Funcionarios del Complejo de Ciencias Forenses del Organismo de Investigación Judicial fueron incapacitados debido a problemas de salud causados por supuestas presiones que recibieron de los jerarcas.
Funcionarios del Complejo de Ciencias Forenses del Organismo de Investigación Judicial fueron incapacitados debido a problemas de salud causados por supuestas presiones que recibieron de los jerarcas.

Los técnicos y médicos que laboran en el Complejo de Ciencias Forenses del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), situado en San Joaquín de Heredia, fueron incapacitados. Según se informó, presentaron problemas de salud luego de presuntas presiones que recibieron de sus jerarcas.

Incluso, algunos de ellos tuvieron que ser trasladados en una ambulancia desde la Morgue al hospital San Vicente de Paul, explicó Maikel Vargas, forense y presidente de la Asociación Costarricense de Medicina Legal.

"Ya no es materialmente posible hacer autopsias por hoy (domingo) porque los técnicos fueron incapacitados. También algunos médicos", indicó Vargas a los funcionarios que se hicieron presentes en las afueras de la Morgue Judicial.

El director del OIJ, Walter Espinoza Espinoza, se había reunido en la mañana con las jefaturas de la Morgue para indicar que debían retomar labores porque así lo ordenó la Sala Constitucional a raíz de un recurso de amparo que presentó la Defensoría de los Habitantes.

La orden de Espinoza fue que se empezara con las autopsias este domingo, y con la entrega de cuerpos a partir del mediodía del lunes. Sin embargo, eso ya no se podrá realizar.

"Los acuerdos a los que habíamos llegado no se cumplieron, no se iniciaron las autopsias; hubo mucha presión gremial. Ahora, para cumplir el mandato de la Sala Constitucional tendremos que pensar en otras posibilidades", manifestó Espinoza la tarde de este domingo, al ver que no se incumplió su orden.

La Sala IV ordenó desde el sábado en la tarde "ejecutar de inmediato diligencias y acciones" para practicar autopsias y entregar cuerpos.

Decenas de funcionarios judiciales estuvieron en las afueras de la Morgue Judicial para apoyar a los empleados.
Decenas de funcionarios judiciales estuvieron en las afueras de la Morgue Judicial para apoyar a los empleados.

Mientras tanto, decenas de empleados judiciales se hicieron presentes en los alrededores de la Morgue Judicial para manifestar el apoyo a sus compañeros.

Hernán Campos, secretario general del Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras Judiciales (Sitrajud), aseveró que a algunos trabajadores les advirtieron que iban a ser detenidos por desobediencia a la autoridad.

"Hasta ese nivel llegaron las presiones. La amenaza llegó al extremo de decir que se les iba a detener", expresó el sindicalista.

Durante los fines de semana laboran seis técnicos en la Morgue. Ellos se encargan de realizar trabajos como secar cadáveres, abrirlos o sacar órganos. También trabajan tres médicos que realizan la valoración del cuerpo.

La resolución de la Sala Constitucional ordenó además al fiscal general de la República, Jorge Chavarría Guzmán, vigilar que lo ordenado por los magistrados se cumpla.

Consultado por la situación, Chavarría dijo que esperará el informe de Espinoza para determinar qué acciones tomarán para cumplir con el mandato.

"Se volvió complejo esto, porque Walter Espinoza intervino para tratar de hacer cumplir la orden. Él trató de cumplirla y se le hizo materialmente imposible", manifestó Chavarría.

Etiquetado como: