Jefa dice que expedientes estaban dispersos en distintas oficinas del Ministerio Público

Por: Carlos Arguedas C. 20 octubre

La nueva fiscala general interina, Emilia Navas Aparicio, creó una unidad especial conformada por nueve fiscales para que asuman la investigación de los 12 expedientes relacionados con el escándalo del cemento chino.

El grupo lo lidera Paula Guido Howell, una de las fiscalas que participó en las pesquisas de los sonados casos ICE-Alcatel y Caja-Fischel.

"Paula es una profesional experimentada, íntegra, correcta (...) esas características las tienen todas las personas que conforman el equipo. Eso me da seguridad de que se va a trabajar con honestidad, con transparencia y adecuadamente", declaró Emilia Navas en una entrevista con La Nación.

Ella fue designada en la jefatura del Ministerio Público la noche del viernes 13 de octubre en sustitución de Jorge Chavarría, suspendido por tres meses mientras el Poder Judicial lo investiga por presuntamente inducir a error a la Sala Tercera para desestimar una causa por tráfico de influencias contra los diputados Víctor Morales y Otto Guevara, así como contra el importador de cemento Juan Carlos Bolaños.

Al llegar a su oficina el lunes 16, Navas se topó con que los legajos judiciales del escándalo por el cemento no estaban centralizados, sino en diferentes despachos de la entidad acusadora.

"Le pedí a todos los compañeros fiscales relacionados con el caso del cemento chino que me los entregaran en la Fiscalía General porque los vamos a trabajar aquí".

Precisó que los expedientes contienen un legajo principal, otro de pruebas y archivo de discos. "Solo me falta uno que es el que se trabajó en la Unidad Operativa, un caso contra Juan Carlos Bolaños por una retención de cuotas obrero patronales", dijo.

Navas, de 52 años, fue designada por la Corte Plena como fiscala subrogante por un año y a la vez fiscala general interina por un lapso de tres meses mientras se investiga a Chavarría.

La funcionaria labora en el Poder Judicial desde octubre de 1988 y desde julio del 2013 ocupa el puesto de fiscala adjunta de la Unidad de Fraudes de la Fiscalía contra la Delincuencia Organizada.

Emilia Navas: 'no le podría prometer a usted ni a nadie plazos para tener una respuesta pero lo importante es que sepan que los casos están en manos de buenos funcionarios'.
Emilia Navas: 'no le podría prometer a usted ni a nadie plazos para tener una respuesta pero lo importante es que sepan que los casos están en manos de buenos funcionarios'.
Paciencia

Emilia Navas dijo que tiene poquísimos días en el cargo y por tanto ve muy prematuro hablar detalladamente sobre el avance de las pesquisas.

"Desde que llegaron al equipo de trabajo y a mi persona, empezaron a ser estudiados. Se está resguardando evidencia, se han hecho diligencias de investigación, se ha ordenado trabajo al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) que está trabajando con nosotros de la mano, pero no podría decirle si vamos a indagar a alguna persona porque es muy prematuro.

"Lo que sí le puedo decir es que desde el primer día se empezaron diligencias correctamente porque es un hecho que tenemos que recuperar el tiempo perdido. Son asuntos que empezaron a trabajar hace casi dos años (...). Cuando hablo de trabajar correctamente es que desde que asumimos el análisis es que vamos a gestionar la prueba que consideremos útil y pertinente para establecer si los hechos tuvieron lugar y, si fue así, qué calificación le damos, quiénes fueron los responsables para formular la acusación".

Pidió paciencia porque verificar esos detalles lleva tiempo debido a la complejidad de los asuntos y el alto número de personas presuntamente involucradas.

"No le podría prometer a usted ni a nadie plazos para tener una respuesta, pero lo importante es que sepan que los casos están en manos de buenos funcionarios (...) fiscales con experiencia, honestos y transparentes".

Navas prefirió no valorar ni juzgar el trabajo hecho antes y se limitó a decir: "lo que nos interesa es lo que vamos a hacer a partir de este momento".

Consultada por qué siendo la fiscala especializada en fraudes no participó en las pesquisas relacionadas al cemento chino, explicó: "no formé parte porque don Jorge (Chavarría) no me llamó para que conformara parte del equipo que él había designado".

Rechazó que exista enemistad con Chavarría: "fue una decisión de él de que yo no asumiera la investigación o colaborara en algún sentido en estos casos".

Se le preguntó si en algún momento mostró interés en participar en las pesquisas: "No, no tenía interés en participar. Nada más como había unos (expedientes) que estaban en la Fiscalía de Fraudes consulté si me correspondía trabajarlos para hacerlo bien y me dijeron que no, que ya había un equipo de trabajo que se iba a hacer cargo de eso, que no lo atendiera.

"En mis 29 años de trabajo nunca me había pasado. Lo consideré atípico. Me llama la atención pero sí le puedo decir que el Fiscal General (...) tiene la potestad de decir quién investiga y quién no".

Remezón

Tras asumir el cargo, dijo la fiscala general, dispuso algunos cambios en el personal, sobre todo en la Fiscalía General, donde removió "el equipo completo".

Agregó que algunos de los cambios fueron por disposiciones del Tribunal de la Inspección Judicial, que ordenó trasladar fiscales a otros puestos.

Uno de los más importantes fue la reubicación de Francisco Fonseca Ramos del cargo de Fiscal Anticorrupción a la Unidad de Capacitación.

El nombre de este fiscal empezó a tomar relevancia en agosto cuando la Policía Judicial desintegró una banda que se dedicaba a fraudes y estafas.

Esto porque un agente judicial alertó a Fonseca de que se iba a allanar la casa de su suegro, un abogado de apellido Martínez Fuentes, de 64 años. Este hombre, que guarda prisión preventiva, es el padre de la también fiscala Karolina Martínez, quien era la Fiscala Adjunta de Limón.

Como nuevo fiscal anticorrupción se designó a Carlos Meléndez Sequeira, quien tenía a cargo la fiscalía de Asuntos Indígenas.

Empero, anteriormente, Mélendez participó en casos importantes como el juicio en el cual se condenó a ocho años de prisión al vicepresidente del Movimiento Libertario, Ronaldo Alfaro, por el cobro de ¢209 millones en capacitaciones supuestamente ficticias al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

También se trasladó a Berenice Smith Bonilla, quien renunció al puesto de Fiscala subrogante tras conocerse que ella había firmado la solicitud de desestimación en el caso de los diputados Morales y Guevara. Smith asumirá a partir del 1.° de noviembre la Fiscalía Adjunta de Cartago.

Otros de los movimientos en el Ministerio Público son la designación de Manuel Jiménez Steller en la Fiscalía Adjunta de Limón (Karolina Martínez también fue removida), Miguel Navarro Cordero asume la fiscalía de Fraudes (sustituye a Emilia Navas) y Carlo Díaz fiscal de Cartago toma la fiscalía de Asuntos Indígenas.

Casos a revisión

Emilia Navas anunció que otro asunto importante es que va a revisar expedientes que están con desestimaciones o cuya pesquisa no muestra ningún resultado pese a tener mucho tiempo.

"En el asunto (de la mina de oro) Crucitas vamos a estudiar la presunta relación del señor Óscar Arias en un testimonio de piezas que se confeccionó.

"Sobre el asunto del expresidente de Perú, Alejandro Toledo, la próxima semana tengo una reunión con el fiscal adjunto de Legitimación de Capitales. Me va a facilitar el expediente y vamos a analizarlo conjuntamente. También tenemos en prioridad el caso de la ruta 27, un asunto de la Caja, el de (la fracasada refinería chino-costarricense) Soresco y otros que no me acuerdo. Son bastantes", dijo.

En el caso de Toledo que gobernó Perú del 2001 al 2006, el fin de semana anterior trascendió que el empresario peruano-israelí Josef Maimam confesó en Lima, que movió, a través de cuentas bancarias en Costa Rica, $20 millones provenientes de un soborno pagado por la constructora brasileña Odebrecht al expresidente Alejandro Toledo.