Jueces ordenan al Registro Civil cancelar los enlaces y paternidades falsos

Por: David Delgado C. 26 septiembre, 2014

La notaria Kattia Salas Guevara deberá descontar 18 años de prisión, luego de haber sido declarada culpable de realizar 25 matrimonios “de papel” en el 2006.

Los jueces del Tribunal de Juicio de San José, Ana Patricia Araya, Aisen Herrera y Lorena Blanco, le impusieron ayer la pena de seis años de cárcel por cada delito de falsedad ideológica, para un total de 150 años.

Sin embargo, la pena se readecua a 18 años en total por las reglas del concurso material, las cuales impiden fijar más del triple de la mayor pena impuesta.

La mujer escuchó sentada su condenatoria, con las manos entrelazadas sobre la mesa, en una sala de debates repleta de víctimas que manifestaron haber sufrido durante nueve años por estar casadas con personas que nunca conocieron.

La notaria Kattia Salas Guevara quedó detenida ayer y deberá descontar ocho meses de prisión preventiva. Algunas víctimas, como Kattia Obaldía (abajo), no contuvieron las lágrimas en la sala de juicio N.° 2 de los Tribunales de San José al escuchar que se ordenaron las cancelaciones de los matrimonios. | LUIS NAVARRO
La notaria Kattia Salas Guevara quedó detenida ayer y deberá descontar ocho meses de prisión preventiva. Algunas víctimas, como Kattia Obaldía (abajo), no contuvieron las lágrimas en la sala de juicio N.° 2 de los Tribunales de San José al escuchar que se ordenaron las cancelaciones de los matrimonios. | LUIS NAVARRO

Kattia Obaldía es una afectada, quien se enteró de que estaba casada una semana antes de su boda, cuando acudió a pedir su certificado de soltería. “Venía muy escéptica porque era el segundo juicio, pero Dios estaba aquí y él tomó la decisión. Siento que terminó mi pesadilla ocho años después”, expresó.

Primer juicio. Precisamente, en enero del 2012 Salas había sido condenada a 186 años de prisión (readecuados a 18 años) por 31 matrimonios ficticios.

En aquel momento, descontó siete meses de prisión preventiva, pero quedó en libertad el 23 de agosto porque el Tribunal de Apelación de Goicoechea declaró con lugar un recurso que ella interpuso para que se anulara la sentencia y se ordenara su libertad inmediata.

Los jueces de alzada ordenaron un nuevo juicio por violaciones al debido proceso. Luego de dos años de estar en libertad, en este nuevo debate, Salas recibió su sentencia.

A ella le ordenaron pagar ¢1 millón a cada una de las cinco víctimas que le reclamaron una indemnización por el daño moral que les causó el matrimonio falso. Además, le fijaron ocho meses de prisión preventiva mientras el fallo queda en firme.

Orlando Ríos, otro de los afectados, manifestó: “Era el resultado que esperábamos todos. Hemos sido víctimas durante mucho tiempo y es bien complicado que nos sigan manteniendo ahí. Estoy muy emocionado. No sé cómo celebrar. Vamos ya para nueve años. Fue cuando yo me quería casar que lastimosamente me di cuenta”.

Los jueces rechazaron la tesis de que la notaria había sufrido violencia doméstica, lo que le impedía tener control sobre su bufete. La defensa sostuvo que ninguna escritura lleva la firma de esa notaria.

Solteros. Uno de los mayores reclamos que las víctimas habían externado durante el debate fue el de la necesidad de que los matrimonios fueran cancelados, ya que debido a la apelación, se frenó el trámite.

No obstante, esta vez el defensor de la notaria Salas, Alonso Salazar, planteó a los jueces que si ordenaban la eliminación de las inscripciones registrales se llegara a un acuerdo para que las partes renunciaran a la posibilidad de apelar este punto, con lo que las cancelaciones quedarían firmes de una vez.

El Tribunal explicó que, precisamente, a partir de hoy girarán instrucciones al Registro Civil para que anule los matrimonios, así como las paternidades para los menores a quienes no se les inscribió el apellido del padre biológico.

La notaria fue absuelta de otros seis delitos de falsedad ideológica; en un caso, porque la denunciante sí firmó la escritura, y los demás no se presentaron al proceso.