Sentenciada alegó que mujer le entregó la niña porque se quería quitar la vida

Por: Gustavo Fallas M. 29 agosto, 2016
El Tribunal estuvo integrado por los jueces Omar White (centro), Lorena Blanco y Max Escalante.
El Tribunal estuvo integrado por los jueces Omar White (centro), Lorena Blanco y Max Escalante.

Una mujer identificada como Lucrecia Ureña Jiménez, de 24 años, fue sentenciada a cinco años de cárcel por haberle robado una bebé de dos meses a una conocida.

La sentencia fue dictada la tarde de este lunes en el Tribunal Penal de San José.

Los hechos por los cuales se condenó ocurrieron a eso del mediodía del 7 de mayo de 2013, en la terminal de buses de Puriscal, en San José, cuando l a ofendida, una joven llamada Jocselyn González Romero, de 23 años, le dio la niña a Ureña para ir al baño de la terminal; sin embargo, al salir ya ella no estaba y se había llevado a la pequeña.

Posteriormente, la ofendida denunció el caso ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), cuerpo policial que recuperó a la menor unas ocho horas deSpués en la casa de Ureña, en el Huaso de Desamparados.

Según César Torres, fiscal del caso, González entregó a la bebé a Ureña basada en una "confianza", pues venían conversando y no era extraño que le sostuviera la niña por unos minutos mientras iba al baño.

Por esa razón, solicitó una pena de 10 años de prisión por el delito de sustracción de una menor.

Por su parte, Ureña declaró y alegó que González le entregó a la niña porque le manifestó que planeaba quitarse la vida y asesinar a la bebé.

"Me dijo que quería matarse porque el papá estaba detenido y tenía muchos problemas económicos y que no tenían ni para comer.

"Por hacer un bien me metí en este problema. Mi única intención era hacer un bien", le dijo a los jueces entre lágrimas.

El Tribunal estuvo a cargo de los jueces Omar White, Lorena Blanco y Max Escalante, quienes le dieron credibilidad al testimonio de una testigo que trabaja en la parada de buses, quien manifestó que vio cuando González le entregó la bebé a Ureña cuando ingresó al baño.

Ureña quedó en libertad, pues los jueces consideraron que no es necesario la medida de prisión preventiva mientras queda en firme la sentencia.

Su abogado defensor, Asdrúbal Quirós, adelantó que apelarán el fallo.

Etiquetado como: