Por: Carlos Arguedas C. 4 abril, 2016

La estadounidense Anne Maxin Patton podría enfrentar, por cuarta ocasión, un juicio como sospechosa de matar de un disparo, en enero del 2010, a su esposo John Felix Bender, pese a que en dos ocasiones ya dictaron sentencia absolutoria.

Así lo confirmó Fabio Oconitrillo Tenorio, su abogado defensor, quien agregó que tras el último fallo emitido en setiembre del 2015, que la exoneró del cargo, el Ministerio Público apeló para ir otra vez a debate.

“No sé si será el único, pero son pocos casos en que una persona enfrenta cuatro veces juicios por un mismo hecho. Me parece excesivo, que atenta contra la persona. Es incomprensible y que exige un replanteamiento jurídico porque se están violentando normativas internacionales”, afirmó el profesional.

Sobre este mismo caso, la jefa de la Defensa Pública, Marta Iris Muñoz Cascante comentó: “No es concebible un Ministerio Público que, a través de su acción punitiva ilimitada, siga impugnando de manera indefinida sentencias absolutorias como el caso Ann Maxin Patton, el cual parece no tener fin”.

En su criterio, “esa persecución indefinida produce tratos crueles y denigrantes, que se encuentran prohibidos por el propio artículo 40 constitucional”.

Anne Maxin Patton siempre ha sostenido que su esposo se suicidó, pese a que ella trató de impedirlo. | ALBERT MARÍN/ ARCHIVO LN
Anne Maxin Patton siempre ha sostenido que su esposo se suicidó, pese a que ella trató de impedirlo. | ALBERT MARÍN/ ARCHIVO LN

Historia. La muerte de John Felix Bender ocurrió la noche del 8 de enero del 2010. El cuerpo apareció en la cama del cuarto piso de una lujosa residencia, construida en una finca de 1.000 hectáreas, en Florida de Barú, en el cantón de Pérez Zeledón.

Bender murió al recibir un balazo en la cabeza. Al momento del disparo, solo se encontraba en la habitación su esposa.

Para el Ministerio Público, la mujer aprovechó que el hombre estaba dormido para dispararle.

Empero, Patton en reiteradas ocasiones ha sostenido que su marido se suicidó.

En mayo del 2014 durante una entrevista con La Nación dijo que Bender le manifestó su intención de quitarse la vida; “Esa noche, él tenía un arma apuntando a la cabeza. Me puse de rodillas en la cama y me lancé para agarrar el arma. Agarré las manos de él, me caí en la dirección del centro de la cama, y no sé exactamente cómo pasó, pero el arma se disparó”.