Las pruebas fueron trasladadas a la Medicatura Forense

Por: Patricia Recio 23 enero, 2015

Fiscales y agentes de la Sección de Delitos contra la vida, tráfico y trata de personas del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) secuestraron ayer el expediente médico de la mujer de apellidos Ureña, que denunció la sustracción de su hija recién nacida, al dar a luz en el Hospital San Juan de Dios.

 Leidy Ureña López y Carlos tramitaron en el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) una demanda por la supuesta desaparición de una bebé en el parto de Leidy.
Leidy Ureña López y Carlos tramitaron en el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) una demanda por la supuesta desaparición de una bebé en el parto de Leidy.

Además del expediente, se decomisó una bitácora con el nombre de los profesionales que atendieron a la paciente durante la cesárea y se entrevistó al jefe de Ginecología de ese hospital.

Las pruebas fueron trasladadas a la Medicatura Forense para el análisis correspondiente y que se logre determinar si se dio un delito.

La denuncia fue presentada el lunes por el compañero de Ureña y padre de la bebé, Carlos Amador, quien aseguró que durante todo el embarazo se les confirmó que tendrían gemelas y, a la hora del nacimiento, los médicos solo encontraron una niña tras realizar la cesárea a la mujer.

La pareja aseguró tener pruebas y ultrasonidos realizados durante todo el control prenatal que indicaban que se trataba de un embarazo gemelar, por lo que afirmaron que una de sus niñas fue sustraída del centro médico.

Sin embargo, en el hospital josefino aseguraron que las medidas de seguridad ahí implementadas hacen imposible el robo de un niño.

El jefe de Ginecología y Obstetricia, Oscar Cerdas, dijo que la mala interpretación de los ultrasonidos pudo deberse a un fenómeno de imágenes en espejo.