Por: David Delgado C. 26 junio, 2015

El jefe de la Dirección de Farmacoepidemiología de la Caja Costarricense de Seguro Social, Albin Chaves, le exigió a los magistrados de la Sala Constitucional que en futuros recursos de amparo interpuestos por pacientes, no se les pida criterio a los médicos tratantes.

Así consta en un oficio que presentó el 18 de setiembre del 2014, al contestar por qué esa dirección se negó a comprar un costoso medicamento que pidió una neumóloga del Hospital Nacional de Niños para el bebé Andrés Quirós, quien requería ser inmunizado.

Según explicó Chaves, el Código de Ética Médica prohíbe que un médico tratante sea, a la vez, perito en un caso judicial.

“Al solicitarse criterio de manera automática al médico tratante institucional sobre los asuntos clínicos de los recurrentes, el informe que emitan podría cuestionarse desde el punto de vista ético, ya que lo rendido por dicho profesional en instancias judiciales, termina siendo una pericia médica”, sostuvo el funcionario.

Por ese criterio, recibió una reprimenda de la Sala Constitucional. Este diario intentó hablar con él, pero su secretaria no quiso comunicar la llamada y la oficina de prensa de la CCSS no respondió la solicitud.

De acuerdo con la resolución N.° 16646-14, “el médico tratante está obligado a rendir su criterio técnico cuando se lo pida un tribunal de la República, lo que no constituye falta ética alguna; por el contrario, es un deber legal y constitucional”.

Según se detalla, cuando la CCSS ha negado un tratamiento óptimo a un paciente –muchas veces por aspectos económicos–, la valoración del médico tratante resulta vinculante, porque se respalda la libertad de prescripción médica para brindar al enfermo lo mejor para él en cuanto a pronóstico y condición de vida.

Julián Solano, abogado del Colegio de Médicos, aplaudió el fallo. “Viene a resaltar el criterio del médico dentro de la relación con su paciente y la procedencia de utilizarlo en favor del paciente” , expresó.