Juez coordinador del despacho niega actividad y acepta que se abra investigación

Por: David Delgado C. 17 octubre, 2014
Un día después de que el juez coordinador del Tribunal de Trabajo de Goicoechea, Óscar Ugalde, denunció que una subalterna, supuestamente vende licor, de manera clandestina, el magistrado Rolando Vega reveló que con el aparente consentimiento de Ugalde, allí también se han vendido relojes, zapatos y gallo pinto, entre otros productos. | EYLEEN VARGAS.
Un día después de que el juez coordinador del Tribunal de Trabajo de Goicoechea, Óscar Ugalde, denunció que una subalterna, supuestamente vende licor, de manera clandestina, el magistrado Rolando Vega reveló que con el aparente consentimiento de Ugalde, allí también se han vendido relojes, zapatos y gallo pinto, entre otros productos. | EYLEEN VARGAS.

El magistrado de la Sala Segunda Rolando Vega Robert denunció, ante sus compañeros de la Corte Plena, la realización de presuntas actividades prohibidas, de carácter mercantil y personal, en el Tribunal de Trabajo de Goicoechea.

Venta de figuras de madera, relojes, pulseras, bolsos de marca, zapatos, tenis, productos por catálogo e, incluso, gallo pinto, reveló Vega en un correo enviado ayer a la presidenta del Poder Judicial, Zarela Villanueva, con copia a los demás magistrados.

En el mismo documento –del cual La Nación tiene copia–, Vega asegura que se realizan rifas para los días del Padre y de la Madre, así como sorteos de canastas de licores, con el fin de financiar las fiestas de fin de año.

Esta denuncia se conoció un día después de que este diario publicó que el juez coordinador del Tribunal de Trabajo de Goicoechea, Óscar Ugalde, delató a una subalterna porque, al parecer, vende clandestinamente en la oficina licor traído desde Paso Canoas.

Un día después de que el juez coordinador del Tribunal de Trabajo de Goicoechea, Óscar Ugalde, denunció que una subalterna, supuestamente vende licor, de manera clandestina, el magistrado Rolando Vega reveló que con el aparente consentimiento de Ugalde, allí también se han vendido relojes, zapatos y gallo pinto, entre otros productos. | EYLEEN VARGAS.
Un día después de que el juez coordinador del Tribunal de Trabajo de Goicoechea, Óscar Ugalde, denunció que una subalterna, supuestamente vende licor, de manera clandestina, el magistrado Rolando Vega reveló que con el aparente consentimiento de Ugalde, allí también se han vendido relojes, zapatos y gallo pinto, entre otros productos. | EYLEEN VARGAS.

Por esa razón, la funcionaria dejó de ser nombrada en una plaza interina que venía desempeñando desde hacía cuatro años.

La mujer impugnó el cese en el cargo ante el Consejo Superior. Alegó que tienen denunciados por hostigamiento sexual a dos compañeros de la oficina y por acoso laboral a su superior jerárquico, Ugalde.

El Consejo Superior decidió mantener a la mujer en el puesto hasta que el Tribunal de la Inspección Judicial concluya las investigaciones por acoso sexual.

Consentimiento. El magistrado Vega sostiene que las supuestas ventas en el Tribunal de Trabajo se han realizado con el aparente consentimiento del juez coordinador, Óscar Ugalde.

Al ser consultado, Ugalde rechazó los hechos y manifestó que está dispuesto a que se investigue.

“He convocado a un consejo de jueces. Rechazo totalmente los cargos. No importa si se abren las investigaciones para que se demuestre que aquí la única que venía licores era la funcionaria. Vamos a proceder penalmente contra quien corresponda”, dijo vía telefónica.

Gestión. Vega aseguró que si se llegase a comprobar lo que él está denunciando, de alguna manera se explicarían los niveles de productividad que ha tenido ese despacho judicial, donde, alegó, hay un importante atraso.

Los jueces del Tribunal de Trabajo y Vega han mantenido enfrentamientos por poco más de dos años. En febrero del 2012, Ugalde denunció por acoso laboral a Vega por llamadas y correos amenazantes, a raíz de que este despacho decidió salirse del Programa de Gestión de Calidad (GICA), liderado por Vega. La queja fue archivada.

Por esa situación, la Corte Plena intervino el Tribunal para hacer un diagnóstico y plan de mejora. Según Vega, nunca hubo informes, por lo que los está pidiendo, ya que se aprobaron plazas de jueces durante un año para mejorar el circulante de expedientes, pero nunca se conocieron los resultados.

La oficina de prensa del Poder Judicial comunicó que la Corte Plena analizará el tema una vez que cuente con esos informes.