Imputado asegura que testigo mintió porque Fiscalía prometió liberar a hermano

Por: Gustavo Fallas M. 4 noviembre, 2016
Brautigan (suéter blanca) descuenta tres años de cárcel tras ser condenado por abuso sexual. El juicio por los homicidios se lleva a cabo bajo estrictas medidas de seguridad.
Brautigan (suéter blanca) descuenta tres años de cárcel tras ser condenado por abuso sexual. El juicio por los homicidios se lleva a cabo bajo estrictas medidas de seguridad.

Charles Brautigan Sambola, conocido como Charlie, quien es el líder de una violenta banda de Limón dedicada al narcotráfico y sicariato, asegura que la Fiscalía creó un montaje en su contra para atribuirle dos homicidios.

Esa aseveración la hizo durante una declaración que dio este viernes en juicio que se lleva contra él y cinco sujetos más en los Tribunales de Goicoechea, San José.

A ellos se les atribuye los asesinatos de Jorge Andrés Ellis Ugalde, alias Plastic, muerto el 15 de mayo del 2013 en un lavacar en barrio Siglo XXI, en Limón; y el de José Luis Monestel Avilés, conocido como Zurdo, quien murió el 2 de julio de ese mismo año en Moín, de Limón.

Según Brautigan, Luis Alberto Guadamuz Jiménez, alias Viejillo, quien era un testigo clave de la Fiscalía en el debate, mintió en su declaración, en la cual señala a los seis imputados de haber participado en los homicidios mencionados.

"La Fiscalía lo obligó a dar declaraciones en contra mía a cambio de liberar al hermano", manifestó Brautigan.

Guadamuz descontaba una pena de 26 años de cárcel en Máxima Seguridad de La Reforma, después de que sometió a un proceso abreviado en juicio por homicidio donde resultó absuelto su hermano gemelo. Sin embargo, el 5 de octubre anterior se suicidó en su celda.

No obstante, la Fiscalía aportó como prueba un video en el que Guadamuz le dijo a un juez penal que Brautigan y los demás imputados planearon y ejecutaron los asesinatos que le atribuyen a los imputados.

En su relato, que tarda más de dos horas, Guadamuz aseguró que presenció la forma en que planificó el asesinato de alias Plastic y describió la manera en que mataron al fallecido como Zurdo, cuyos restos humanos quemados aparecieron el 2 de julio del 2013 en playa Moín, Limón.

"Soy una persona pacífica, trabajadora, una excelente persona como amigo y como padre (...) Nunca he tenido a nadie en labores de sicariato. Nunca he tenido problemas con nadie", enfatizó Brautigan.

Alegatos. Brautigan le dijo a los jueces que había escuchado sobre Plastic, pero que no lo conocía y lo único que sabía es que él trabajó para un sujeto identificado como Marvin Cole Mendoza, alias Chichi Cole, líder de una banda de sicarios que fue asesinato en julio de 2015.

Es la misma situación con el otro sujeto apodado Zurdo, a quien asegura desconocía.

Sobre Guadamuz, Brautigan comentó que él era una persona a la que conocía, pero que no tenía cercanía porque tenía problemas mentales, pues se cortaba en sus brazos y constantemente consumía drogas como marihuana y cocaína.

"Soy una persona pacífica, trabajadora, una excelente persona como amigo y como padre (...) Nunca he tenido a nadie en labores de sicariato. Nunca he tenido problemas con nadie", enfatizó Brautigan.

El presunto líder de la banda añadió que él se dedica a la pesca con dos pangas que tiene. Incluso, que cuando trabajaba con su hermano en Nicaragua, se iban a pescar hasta por 45 días mar adentro y eso les dejaba unas ganancias de hasta ¢100 millones.

Este nicaragüense de 39 años, con unos 15 años de residir en Costa Rica, se afincó en el poblado de Moín, donde supuestamente erigió un imperio de terror dedicado tráfico de marihuana procedente de Jamaica.

Él fue extraditado desde Panamá el pasado 22 de abril, luego de estar en fuga de las autoridades costarricenses. A él lo condenaron a tres años y tres meses de prisión el 18 de mayo anterior por el delito de abuso sexual contra persona mayor de edad.

En los homicidios de Plastic y Zurdo también figuran como imputados: Lyndell Brautigan Mosses (primo de Charlie), Jairo Jiménez Monge, Engell Yordano González Cruz, Juan Diego Salazar Salas y Ayrton Mauricio Salazar Williams. A todos ellos el Ministerio Público los acusa de dos delitos de homicidio calificado.

Ellos también declararon este viernes y todos aseguran ser inocentes de lo que les atribuye el órgano acusador del Estado.

El juicio continuará a partir del próximo martes con la etapa de conclusiones.

Etiquetado como: