Por: Carlos Láscarez S. 4 diciembre, 2013

Uno de los sospechosos fue detenido en Alajuela. | CORTESÍA OIJ
Uno de los sospechosos fue detenido en Alajuela. | CORTESÍA OIJ

Seis hombres son juzgados, desde ayer, en los Tribunales de Justicia de Alajuela, por ser sospechosos del delito de secuestro extorsivo en perjuicio de una empresaria de 55 años y de su hijo de 25.

Los imputados responden a los apellidos Trigueros, Mata, Rojas, Chavarría y dos más de apellido Ugalde, a quienes se les sigue una causa por secuestro extorsivo.

Los hechos se remontan a mediados de abril del año pasado, dentro de una vivienda en El Roble de Alajuela, luego de que varios sujetos armados y con pasamontañas ingresaron violentamente.

También efectuaron disparos a las paredes con una subametralladora AK-47, según el OIJ.

Luego de aparentemente golpear a una mujer y a su hijo, se los llevaron a bordo de un vehículo propiedad de los ofendidos, hasta un lugar no determinado.

Horas después y mediante llamadas telefónicas, exigieron a los allegados de las víctimas ¢200 millones a cambio de su liberación.

Sin embargo, ese monto era muy elevado para la familia, que no contaba con esa cantidad.

Dos días después, los plagiadores liberaron a los dos familiares, previo el pago de ¢10 millones, según confirmó el director del OIJ, de ese momento, Jorge Rojas.

Al parecer, el punto de cautiverio fue El Roble de Puntarenas.

Los sujetos fueron detenidos el 24 de mayo del año pasado, tras varios allanamientos realizados por el OIJ en Alajuela y Puntarenas.

Dos sospechosos, de apellido Ugalde, son padre e hijo, y cayeron en Itiquís de Alajuela.

Entre las evidencias decomisadas, se encuentran teléfonos celulares, municiones de escopeta y varios revólveres.