Por: Hugo Solano 28 junio, 2014

El magistrado Román Solís realizó la juramentación. | ARCHIVO.
El magistrado Román Solís realizó la juramentación. | ARCHIVO.

Un grupo de 34 hombres y mujeres fueron juramentados en Puntarenas como facilitadores judiciales; es decir, personas que la comunidad escoge para dirimir conflictos, promover la paz social, así como las buenas relaciones entre vecinos.

A estos ciudadanos se les llama también jueces de pueblo. Trabajan, principalmente, en poblaciones en condición de vulnerabilidad, debido a su lejanía, difícil acceso, altos costos de transporte y duración en traslados a los centros de población.

Actualmente, hay más de 170 personas nombradas como jueces de pueblo.

El magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Román Solís, y jueces de Puntarenas tuvieron a cargo tomar juramento a los facilitadores de Puntarenas, el 21 de junio.

Representantes. Los jueces pertenecen a las comunidades de San Buenaventura, El Palmar, Laguna, Zapotal, Cidral y Bajo Caliente de Montes de Oro.

También hay vecinos de Paquera y Río Grande de Cóbano, de Pueblo Nuevo, Tárcoles, Mata de Plátano y Bijagual de Garabito, así como de San Juan Chiquito, Salinas y Salinas II de Esparza.

Los sectores de Chomes, Manzanillo, Costa de Pájaros, Sardinal, Isla Caballo, isla Chira, isla Venado, Morales 2, Abangaritos, Pitahaya y Quiroga de Puntarenas, también tendrán representantes.

A estos ciudadanos les corresponde asesorar a los vecinos sobre servicios y trámites judiciales, así como realizar un trabajo voluntario de mediación de conflictos menores.

El Servicio Nacional de Facilitadoras y Facilitadores Judiciales tiene un año de funcionamiento en Costa Rica, con el apoyo de la Corte Suprema de Justicia y la Secretaría de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La juramentación se realizó en el hotel Yadrán, de Puntarenas.

Etiquetado como: