Por: Katherine Chaves R. 23 julio, 2015

Los 64 perros chihuahuas y malteses que permanecían en un criadero ilegal, en Tres Ríos, pasarán a manos del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), según lo ordenó, la tarde del martes, el Juzgado Contravencional de La Unión.

Juez Danny Gutiérrez (fondo) escuchó a siete testigos. | K. CHAVES
Juez Danny Gutiérrez (fondo) escuchó a siete testigos. | K. CHAVES

Además, ese Tribunal condenó al dueño del criadero, de apellido Contreras, a 30 días multa por tener en condiciones no idóneas a los canes. El juez definirá el monto al quedar en firme la sentencia.

Los hechos que se juzgaron ocurrieron el 17 de abril, cuando Senasa decomisó los canes en el patio de la casa de Contreras.

José Calvo, abogado de Senasa, contó que los argumentos de la defensa fueron rechazados.

“Pretendieron indicar que el allanamiento fue ilegal, pero no (...). A Contreras se le impuso esa sentencia por dos cosas: la primera es porque no tenía dos o tres perros, sino que eran 64; la segunda es porque, desde el 2011, Senasa le solicitó al señor que mejorara el establecimiento”, explicó el jurista.

Agregó que los tres testimonios de los veterinarios de la entidad pesaron para que el Juzgado condenara a Contreras.

“Los médicos son los que tienen conocimiento para saber las malas condiciones en las que estaban los animales”, aseveró.

La defensa dispone de tres días para apelar la sentencia. En caso de que quede en firme, Senasa pondrá a los perros en procesos de adopción. “Vamos a buscarles una casa cuna que los cuide como se merecen”, dijo.

Etiquetado como: