Por: David Delgado C. 13 junio, 2015

Minor Murillo Salas murió el 2 de diciembre del 2005 por un cáncer linfático. Tan solo tres meses antes, había ganado un recurso de amparo ante la Sala Constitucional, que resultaría histórico por determinar que la empresa donde trabajaba lo despidió por su enfermedad, decisión considerada como discriminatoria por los magistrados.

La sentencia N.° 13205-2005 ordenó que Murillo fuese reinstalado en su cargo como ejecutivo de ventas, el cual había desempeñado por más de 19 años en la multinacional Ricoh Lanier de Costa Rica, en Lagunilla de Heredia, hasta que en marzo del 2005 fue destituido por una supuesta reorganización.

El voto determinó, en abstracto, el derecho para que la víctima pudiese cobrar a la empresa los daños y perjuicios causados por el despido discriminatorio. Ya fallecido él, su esposa, Dora Nigro, interpuso una diligencia de ejecución de sentencia, en vía civil, para cobrar la indemnización.

El embargo se hizo a la empresa Ricoh en Heredia. | JOSÉ CORDERO.
El embargo se hizo a la empresa Ricoh en Heredia. | JOSÉ CORDERO.

Ejecución. El Juzgado Cuarto Civil de Mayor Cuantía de San José giró un embargo preventivo a los bienes y cuentas bancarias de la firma Ricoh Lanier de Costa Rica, por un monto de ¢808 millones, el cual fue practicado este viernes.

De hecho, en el sitio había una patrulla de la Fuerza Pública y se encontraban también los abogados de la víctima, Federico Altamira y Jonathan Jara.

Ellos dijeron a La Nación que siempre hubo una disposición para negociar, pero la empresa nunca accedió.

Por su parte, Carlos Oreamuno, abogado de la firma, aseguró que no han agotado los recursos y esperan la notificación de la ejecución de sentencia y del embargo para defenderse.

“Este es un trámite normal en el que doña Dora tiene derecho a ejercer y pretender cierto reclamo, pero vamos a esperar el auto de traslado para contestar”, añadió Oreamuno.

Mientras, Nigro expresó: “Yo quisiera pasar la página, es muy doloroso seguir con esto. Esto es hacer justicia. No puede ser que a la gente la discriminen por tener cáncer y nada pase”.

Etiquetado como: