Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 4 agosto, 2013

Una mujer de apellido Solano afrontará un juicio a partir de este lunes, como la principal sospechosa de causar un incendio en las instalaciones de la Embajada de Ecuador en Costa Rica.

El siniestro ocurrió el 20 de noviembre del 2012, a eso de las 5:05 a. m., en el edificio de la sede diplomática, en Rohrmoser de Pavas, San José. El fuego consumió la planta alta de la estructura.

La imputada es una costarricense de 42 años de edad, quien laboraba como secretaria del cónsul de Ecuador.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) señaló que ella habría quemado la oficina con el fin de vengarse de otros empleados con quienes, supuestamente, había empezado a tener problemas desde inicios de ese año. No obstante, la Policía Judicial no detalló el tipo de conflicto.

El debate por este caso se iniciará a las 8 a. m. en el Tribunal Penal de Pavas y contará con la declaración de 10 testigos.

Sospecha. Según la Policía, el día del incendio, la imputada llamó a uno de sus jefes para decirle que había escuchado pasos en la planta alta. Supuestamente, la mujer alegó que había llegado temprano para hacer ejercicios.

El informe policial dijo que la secretaria salió con ropa deportiva.

El Cuerpo de Bomberos confirmó que el incendio fue ocasionado a propósito.