Familiares de la joven fallecida no salieron satisfechos con fallo impuesto

Por: Carlos Láscarez S. 29 noviembre, 2014

Cartago. Eduardo Zúñiga Olivares tendrá que pasar 15 años en prisión por el asesinato en enero pasado de su exnovia, Laura Jiménez Pereira, crimen del que se había reconocido culpable hace cinco días, cuando se inició el juicio en su contra.

En su fallo, el Tribunal Penal de Juicio de Cartago resaltó que Zúñiga es una persona que nunca había sido condenada y que mostró gran arrepentimiento por la acción cometida.

El hombre de 38 años fue sentenciado por el delito de homicidio simple, pese a que la fiscala Carolina Martínez solicitó 30 años de cárcel y la abogada Angie Arce, representante de la familia de la víctima, demandaba la pena máxima de 35 años.

Durante su alegato, la defensa de Zúñiga requirió a los jueces imponer a su cliente una pena de 12 años, considerando que carecía de algún otro juzgamiento.

En el parque. El 19 de enero anterior, Jiménez, de 24 años, llegó a un parque infantil ubicado en Taras de Cartago, ya que Zúñiga la había citado en el lugar.

Una vez en el sitio, el sujeto la atacó con un cuchillo de 16 centímetros. Según la acusación del Ministerio Público, le propinó 28 puñaladas en el cuello, el rostro, la cabeza y el abdomen.

Eduardo Zúñiga Olivares fue celosamente vigilado por tres agentes de cárceles del OIJ, luego de escuchar el fallo en su contra. | JORGE CALDERÓN
Eduardo Zúñiga Olivares fue celosamente vigilado por tres agentes de cárceles del OIJ, luego de escuchar el fallo en su contra. | JORGE CALDERÓN

Ellos habían mantenido una relación sentimental durante un año, hasta que ella decidió terminarla. Sin embargo, Zúñiga, quien laboraba como guarda en una construcción, nunca aceptó que ella lo dejara. La joven fallecida deja una hija menor de edad.

Familiares enojados. La condena impuesta a Zúñiga Olivares no fue bien recibida entre los allegados de Laura Jiménez presentes en la sala de juicio, quienes reconocieron que esperaban una mayor cantidad de años.

Jorge Jiménez, hermano de la víctima, manifestó que ahora analizarán, junto a la abogada Arce, si presentan un recurso ante los Tribunales de Casación.

“No estoy de acuerdo con esto. Esperaba más, porque con la salvajada que (Zúñiga) le hizo a mi hija debían de haberle impuesto más años de prisión”, expresó Judith Pereira, madre de la joven asesinada de 28 puñaladas.

Arce señaló que lo que la familia deseaba era un juicio justo y observar de frente al hombre que les causó tanto dolor.

“Ellos querían señalar a la comunidad lo que realmente sucedió el día del crimen a y no aceptar un abreviado”, explicó Arce.