Por: Carlos Láscarez S. 7 junio, 2014

Auto en el que se presume estuvo cuerpo de la mujer. | MELISSA FERNÁNDEZ
Auto en el que se presume estuvo cuerpo de la mujer. | MELISSA FERNÁNDEZ

El Juzgado Penal de Pavas dictó ayer un mes de internamiento psiquiátrico para un hombre de 27 años, de apellido Badilla, sospechoso de asesinar a su madre, la psicóloga Ana Patricia Delgado Mora.

Badilla, un estudiante de Terapia Física, ingresaría por un mes al Centro de Atención para Personas con Enfermedad Mental en Conflicto con la Ley, en La Uruca.

La novia del joven deberá cumplir un mes de prisión preventiva. A ambos se les acusa del delito de homicidio calificado.

Delgado, de 44 años, desapareció de su casa en Bebedero de Escazú el lunes, tras discutir con su hijo. El cuerpo de la víctima fue hallado el jueves en Punta Mala de Parrita.

Según la Fiscalía, a Badilla se le atribuye haber ejecutado el asesinato de su madre, con arma blanca, mientras a su novia se le imputa por ser cómplice en el homicidio.

La pareja quedó detenida la mañana del miércoles cerca de la vivienda familiar en Bebedero, mientras viajaban en un automóvil negro propiedad de Delgado.

Aunque agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) le dieron señal de alto, el auto siguió su camino, por lo que tuvieron que disparar a las llantas.

Debido a un fuerte olor en la cajuela del carro, las autoridades presumen que Badilla mantuvo en el vehículo el cuerpo de su madre, hasta que lo abandonó en Parrita.

Un guarda del refugio Punta Mala, que prefirió no identificarse, comentó ayer que el cadáver estaba envuelto en una sábana y cubierto con hojas de bijagua y plátano.

Francisco Segura, director del OIJ, dijo que una vieja disputa familiar habría motivado el crimen. El caso sigue en investigación. Colaboró Jorge Umaña