La alerta la dio un peón de la finca Los Laureles de Turrialba, propiedad de Cordero, quien dijo que no encontró a su patrón en la vivienda y que la puerta estaba abierta.

Por: Daniela Cerdas E. 18 octubre, 2013
En la casa de desaparecido había restos de sangre.
En la casa de desaparecido había restos de sangre.

La policía halló restos de sangre en la casa y el carro de un finquero, identificado como Luis Cordero, de unos 55 años de edad, quien desapareció esta mañana en El Seis de Peralta de Turrialba.

La alerta la dio un peón de la finca Los Laureles de Turrialba, propiedad de Cordero, quien dijo que no encontró a su patrón en la vivienda y que la puerta estaba abierta.

"Había sangre en la cochera de la casa. También se encontró sangre en el vehículo del finquero el cual estaba abandonado a dos kilómetros de la vivienda, a la orilla del río Reventazón, en la carretera que comunica el distrito de Peralta con Turrialba. Cerca del carro había una sábana ensangrentada", explicó Carlos Jiménez, de la Fuerza Pública de Turrialba.

La Cruz Roja está realizando una búsqueda en las orillas del río Reventazón y esperan a la unidad canina. Cordero vivía solo en Turrialba, es oriundo de Cartago y está pensionado.

"Era una persona muy honesta, trabajadora, no tenía problemas con nadie. La última vez que lo vi fue el miércoles de la semana pasada. Él había comprado esa finca hace dos años", dijo Guillermo Méndez, vecino del lugar.

Etiquetado como: