"He vuelto a Estados Unidos", dijo en un comunicado y agregó que una "notificación roja" de Interpol de Costa Rica "fue dada de baja"

 31 octubre, 2013

Los Ángeles

El fugitivo y ecologista Paul Watson llegó a Estados Unidos después de permanecer 15 meses en el mar huyendo de una solicitud de detención de Interpol por participar en campañas contra la caza de ballenas, anunció el jueves .

Watson dijo que se dirigía a Seattle (noroeste) después de llegar a Los Ángeles (oeste) a principios de esta semana, para defenderse de una acción legal allí.

"He vuelto a Estados Unidos", dijo en un comunicado divulgado en su página de Facebook, y agregó que una "notificación roja" de Interpol de Costa Rica "fue dada de baja".

Watson dijo que iba a impugnar otra notificación roja solicitada por Japón en Estados Unidos, y agregó que se " dirigía a Seattle para defender a Sea Shepherd y a mi mismo" de la demanda civil iniciada por los balleneros japoneses.

"Continuamos con nuestros esfuerzos para salvar los océanos, sin inmutarnos y sin temor", subrayó.

Watson, un canadiense de 62 años de edad, llegó a Los Angeles el lunes, pasó por la aduana y "no fue detenido ", indicó Lamya Essemlali, directora de Sea Shepherd Francia, dijo a la AFP .

Decidió desembarcar para testificar en un juicio que se celebrará la próxima semana en Seattle sobre las acciones de su organización en favor de la conservación marina en la Antártida contra los balleneros japoneses.

 Watson dijo que se dirigía a Seattle después de llegar a Los Ángeles
Watson dijo que se dirigía a Seattle después de llegar a Los Ángeles

Watson fue arrestado en mayo del año pasado en Frankfurt a partir de una orden de captura de Costa Rica, donde es buscado por cargos derivados de un enfrentamiento en alta mar sobre la pesca para explotación de aletas de tiburones en 2002.

Posteriormente fue puesto en libertad bajo fianza tras pagar una multa y se le ordenó comparecer ante la policía dos veces al día. Sin embargo, se salteó la fianza el 22 de julio de 2012 y huyó de Alemania .

Al mes siguiente, la filial francesa de Interpol emitió una orden de detención.

Watson, conocido por sus seguidores como "El Capitán", había estado prófugo en el mar desde entonces e incluso participó en una nueva campaña contra los balleneros japoneses en la Antártida, el invierno pasado.