Abogado asegura que empresario ya fue juzgado por los mismos hechos

Por: David Delgado C. 21 julio, 2015

El juicio por estafa mayor contra el empresario cubano-estadounidense Luis Ángel Milanés fue suspendido este lunes para que un médico forense determine si el imputado, de 64 años, puede afrontar o no el debate programado para cuatro meses, debido a que sufre una supuesta complicación cardíaca.

El Tribunal de Juicio de San José ordenó que se le practicara el examen, luego de que Milanés llegara con un tanque de oxígeno y una manguera pegada a su nariz, al inicio del debate. Su abogado, Hugo Navas, presentó dictámenes médicos que señalan un padecimiento por “alto riesgo cardiovascular”.

A pesar de que la audiencia estaba convocada para las 8 a. m. en la sala N.° 1, Milanés llegó dos horas después, lo que generó la molestia de las partes.

El empresario fue acusado por 500 inversionistas a raíz del cierre de la captadora de dinero Savings Unlimited, en el 2002, con un perjuicio de $46 millones.

Con ese grupo concilió, pero en octubre del 2013, una jueza declaró el incumplimiento del pago de $578.000.

Resultados. La Medicatura Forense convocó al imputado para que fuese valorado este mismo lunes a la 1 p. m. Luego de conocer el resultado, el tribunal comunicará mañana miércoles, a las 8:30 a. m., si el juicio continúa o no.

En el proceso también están acusados el hermano de Milanés, José, y un exempleado llamado Michael González.

El abogado Navas aseguró además que el juicio no debe realizarse, ya que su cliente fue condenado el 25 de abril del 2012 a tres años de prisión, con el beneficio de ejecución condicional de la pena, por estafa e intermediación financiera ilegal.

Esa sentencia surgió a raíz de un procedimiento abreviado al que se sometieron Milanés; su hermano José; González y otras personas, en octubre del 2011.

De un total de 580 afectados por la estafa, 500 conciliaron y 80 no se presentaron, por lo que se propuso realizar el proceso abreviado estipulado en esos casos.