Ministerio Público pidió penas entre los 10 a 19 años de prisión por traer droga desde Jamaica

Por: Carlos Arguedas C. 13 septiembre
El fiscal Luis Quesada, al centro de pie, hizo la petición de pena la tarde de este miércoles en un juicio que se realiza por razones de seguridad en los Tribunales de Goicoechea.
El fiscal Luis Quesada, al centro de pie, hizo la petición de pena la tarde de este miércoles en un juicio que se realiza por razones de seguridad en los Tribunales de Goicoechea.

El Ministerio Público solicitó este miércoles duras penas contra siete hombres que integraban la banda de Keylor Jacob Cole Kelly, alias Gato Cole, quienes, según el órgano acusador, se dedicaban al tráfico de marihuana en gran escala.

El planteamiento lo hizo el fiscal Luis Quesada, quien acusó a los imputados de viajar en lanchas hasta Jamaica a recoger la droga, trasladarla a la costa de Limón, meterla en carros para llevarla a bodegas donde la custodiaron y luego distribuirla en pequeñas cantidades.

La sanción más alta la pidió para Yoshua Cole Clair (primo de Cole Kelly) y fue de 19 años de prisión. Este joven, de 22 años, era el brazo derecho de Gato Cole. Se encargaba de transmitir las órdenes, pero también distribuía el estupefaciente, dijo Quesada.

Luego solicitó 17 años de cárcel para Rashawn Green Parks, Abner Ariel Mata Vílchez, Junior Alexánder Mora Vargas y Jeison Alexánder González Presida.

Asimismo, gestionó se imponga una pena de 12 años a Óscar Mauricio Chacón González y 10 años a Róger Sandy Wilson Sinclair.

Hechos acusados.

Este juicio, que se inició en abril pasado, se realiza en los Tribunales de Goicoechea por razones de seguridad. El debate continúa este jueves con las conclusiones de los defensores.

Según explicó el fiscal Luis Quesada, los imputados fueron detenidos la mañana del 19 de febrero de 2016, durante un operativo que se realizó en un predio (terreno con bodegas) en Pueblo Nuevo de Limón.

Allí decomisaron 200 kilos de marihuana, cinco pistolas, un fusil de asalto AR-15 y una subametralladora AK-47. También teléfonos celulares, teléfonos satelitales, GPS y 1.500 documentos.

Con las pruebas recabadas, la Fiscalía abrió dos procesos. Uno en el cual acusó a los siete miembros de la banda por tenencia, almacenamiento y transporte de marihuana y posesión de armas prohibidas.

Aparte, siguió otra causa contra Gato Cole por el delito de legitimación de capitales, que todavía está en proceso de investigación.

Quesada precisó que en la documentación recopilada se puede verificar la forma en que los imputados desempeñaban roles en la organización. Asimismo, relató que en los teléfonos decomisados también había pruebas como fotos y mensajes de texto en los cuales aparecen con marihuana y las armas.

"Funcionaban como una organización comercial. No es un negocio en el que puede entrar cualquiera. Al predio de Gato Cole (el sitio allanado en Pueblo Nuevo) no entra nadie, solo los que coadyuvan y si alguien entra paga con su vida, para eso estan las armas (...). Tampoco llega cualquiera a comprar un cigarrillo. Eso no lo tolera la organización", relató el fiscal.

Explicó que esta banda llevaba en cuadernos una especie de contabilidad, en la cual se detallaban las cantidades de drogas que se llevaba cada uno de los miembros y de cuánto era su valor. "Esas cifras son millonarias", dijo, pero no especificó los montos.

Luis Quesada agregó que en los mensajes de WhatsApp es claro que "el patrón es Keylor Cole Kelly".

Por los indicios que logró recabar el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), el grupo de Gato Cole traficaba marihuana en gran escala desde el 2015. Esto por la información de los viajes a Jamaica que lograron extraer de los GPS. La policía no descarta que anteriormente hicieron viajes, pero no se cuenta con elementos probatorios.

Este debate es dirigido por los jueces del Tribunal de Juicio de Limón, Christian Espinoza, Henry Segura y Rosemary Araya.