Durante audiencia de hoy lunes pidió sobreseimiento

Por: Carlos Arguedas C. 9 septiembre, 2013
La fiscala Gisele Rivera calificó de gravísimo el error en la acusación.
La fiscala Gisele Rivera calificó de gravísimo el error en la acusación.

San José (Redacción). El Ministerio Público admitió hoy que se equivocó al acusar al soldador Porfirio Brenes Quesada como imputado en la causa por el presunto pago de comisiones de una firma de reaseguros de Londres a funcionarios costarricenses.

La Fiscala Gisele Rivera dijo: “injustamente se había imputado a este señor. No tiene absolutamente nada que ver con esto. No se había hecho una correcta investigación de los hechos y entonces era prioritario sacar a este señor del proceso porque ha estado sujeto desde hace un montón de años (el 2005). Se había pedido que lo suspendieran de su trabajo y por eso el Ministerio Público lo primero que hizo fue pedir el sobreseimiento en favor de este señor”.

Consultada Rivera como surgió el error, dijo que en aquel momento “vieron que este señor se llamaba Porfirio Brenes y que había una transferencia de fondos y acusaron a este pobre señor. En esa época yo no tenía la investigación. Es algo gravísimo”.

Rivera agregó que con esta persona se negoció y estuvo de acuerdo en renunciar al cobro de costas por el error.

Brenes había sido acusado como sospechoso del delito de peculado.

Este hecho se produjo hoy durante la audiencia preliminar, donde se decidirá si el caso es elevado a juicio. La diligencia se realiza en los Tribunales de Goicoechea. En el proceso hay otros nueve imputados.

La audiencia que fue suspendida durante la tarde continuará mañana con la lectura de la acusación por el presunto pago de comisiones de las empresas reaseguradoras agentes corredores Aon Re, Willis Rec Inc. y Guy Carpenter-Reinmex.

Por ese caso específico hay tres imputados, Miguel Angel Rodríguez (expresidente de la República), Cristóbal Zawadzki Wojtasiak y Álvaro Acuña Prado, expresidente y exdirector de reaseguros del Instituto Nacional de Seguros (INS), respectivamente.

Luego de que concluya esa lectura, la Fiscalía deberá leer otra acusación en la cual figuraba Brenes, y que tiene relación con el aparente pagos a exfuncionarios estatales por $2,1 millones realizados por la reaseguradora londinense PWS entre 1998 y el 2002.

En ese expediente figuran como implicados además de Zawadzki, Acuña y Rodríguez, la esposa de Zawadzki, Gilda Montes de Oca; la esposa de Acuña, Roxana Cordero Bogantes, y Rónald Bonilla Rodríguez, exjefe de Seguros del ICE.

Asimismo, hay señalamientos en el expediente contra Antonio Corrales Moya, Ramón Lara Molinari y Roberto González Chinchilla, que eran funcionarios del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Etiquetado como: