Parientes alegan que se le debió hacer una cesárea para evitar el parto natural

Por: Carlos Eduardo Vargas 1 agosto, 2014

Liberia. Familiares de una joven de 28 años, quien murió el lunes luego de dar a luz en el Hospital Enrique Baltodano Briceño de Liberia, denunciaron al centro médico ante el OIJ por supuesta malpraxis.

La fallecida era una mujer de apellido López, quien laboraba para una cadena de supermercados, informaron sus allegados.

La muchacha ingresó al hospital en la madrugada del domingo y parió en horas de la tarde. No obstante, luego del parto sufrió complicaciones y falleció la mañana del lunes.

El bebé no tuvo problemas, aunque aún permanece en el centro médico. Se espera que pronto sea entregado a sus abuelos maternos.

Sonia López, hermana de la fallecida, aseguró que el embarazo de la mujer fue calificado como de alto riesgo, lo cual ameritaba que se tuviera más cuidado.

“Ya había tenido una pérdida y este embarazo fue de alto riesgo. Creo que se le debió hacer una cesárea y no ponerla en peligro con un parto normal. Tenemos muchas dudas sobre cómo se manejó eso. Lo que queremos es que nos den una explicación convincente de las causas reales de su muerte”, aseguró Sonia López.

Las autoridades médicas del Hospital Enrique Baltodano dijeron que no pueden referirse al caso porque está en investigación. | CARLOS VARGAS
Las autoridades médicas del Hospital Enrique Baltodano dijeron que no pueden referirse al caso porque está en investigación. | CARLOS VARGAS

Agentes del OIJ de Liberia realizaron el levantamiento del cuerpo y lo enviaron a la Medicatura Forense, en San Joaquín de Flores.

Los denunciantes alegan que a su pariente no se le ayudó con anestesia para sacarle la placenta que había retenido, lo que aumentó sus problemas posparto.

Seidy Herrera, directora del Hospital Enrique Baltodano Briceño de Liberia, comentó que el caso está en investigación por parte del OIJ, por lo cual no puede referirse al asunto.

“La Administración esta inhibida de brindar información al respecto”, manifestó Herrera.

Bebé sirve de consuelo. Con mucho pesar aún, luego de regresar del funeral de su hija, Juan Luis López y su esposa, Arney Jiménez, recordaron lo ilusionada que estaba la joven por el nacimiento del niño.

Tras lo acontecido, la familia no para de observar las fotografías que otra hija tomó el pasado 21 de junio, cuando le hicieron el té de canastilla.

“Ahora me quedará el bebé. Ya lo fuimos a conocer al hospital. La recordaré por medio de él, porque es muy parecido a ella”, expresó la abuela del recién nacido.

El padre de la joven dijo que jamás pensaron que ella se complicara en el hospital, por lo que ahora pide justicia por la muerte.

“Nos tomó por sorpresa totalmente esta situación. Lo que queremos es que nos expliquen qué pasó. No podemos decir mucho más, pues el resultado de la autopsia estará hasta dentro de tres meses”, declaró el consternado padre.

La joven vivía en un apartamento junto a sus papás, en el barrio San Roque de Liberia.

Etiquetado como: