Afirman que desde 1995 se aplica el criterio de que nadie puede ser sancionado sin que se le escuche al final de la audiencia

 31 julio, 2014

La familia del exmagistrado despedido por la Asamblea Legislativa, Óscar González Camacho, solicitó la noche de este jueves a la Sala Constitucional resolver el recurso de amparo que desde el domingo anterior interpusieron a favor de su padre.

"Ese silencio nos parece todavía más extraño porque hace apenas tres meses la Sala anuló un fallo del Tribunal de Inspección Judicial que había revocado el nombramiento de un empleado de la Corte sin permitirle comparecer a la audiencia de conclusiones porque se encontraba incapacitado por el servicio de Ortopedia de Liberia", añade el documento.

Piden a los magistrados aplicar las mismas reglas que a ese empleado de la Corte por considerar que se trata de un caso idéntico al de Óscar González Camacho.

Añaden que desde 1995 se aplican esas reglas y citan una sentencia firmada entre otros por el ahora diputado, Carlos Arguedas, donde se estableció que en Costa Rica nadie puede ser sancionado si no se le escucha en la audiencia al final del procedimiento.

Óscar González Camacho se encuentra internado en el Hospital Nacional Psiquiátrico.

A ese funcionario judicial se le acusa de violación y abusos contra la jueza Priscila Quirós.

En el documento firmado por el hijo del magistrado, Óscar González Coto, afirman que les sorprende que la Sala IV se haya guardado silencio.

Etiquetado como: