Por: Carlos Láscarez S. 25 enero, 2014

El exgerente de la sucursal del Banco Nacional de Santa Teresa de Cóbano, Juan Carlos Quesada Salas, permanecerá dos meses más en prisión preventiva , según dictó el Tribunal Penal de Hacienda del II Circuito Judicial de San José.

A Quesada se le investiga por el hurto de ¢375 millones en esa entidad financiera, hecho ocurrido el 18 de enero del año pasado.

El juicio contra Quesada se realizará a partir del próximo 24 de febrero, confirmó la oficina de prensa del Poder Judicial.

El debate está previsto para iniciar a las 8 a. m. y se espera contar con la declaración de 22 testigos.

La Fiscalía acusa a Quesada del delito de peculado, que según el Código Penal lo comete el “funcionario público que sustraiga o distraiga dinero o bienes cuya administración, percepción o custodia le haya sido confiada en razón de su cargo”. La pena va de tres a 12 años de prisión.

La desaparición del dinero fue descubierta el lunes 21 de enero, una vez que los empleados de la agencia bancaria se presentaron a trabajar.

Tras cuatro días en fuga, Quesada se entregó a las autoridades.

En ese momento, alegó que había tomado el dinero porque varios individuos, que no identificó, lo tenían amenazado. Agregó que la plata se la dio a los desconocidos.

Asimismo, las autoridades verificaron que en ese lapso salió hacia Nicaragua ilegalmente.

Fue por medio de los videos de las cámaras de seguridad que se descubrió que el exgerente había sacado el dinero en una caja de cartón que tenía bajo un escritorio.

También se observa cuando Quesada intentó mover con una escoba las cámaras. Minutos después sale Quesada contando los fajos de billetes y abandona la entidad.