Tribunal consideró que no había delitos que perseguir, luego de ver acusación

Por: Carlos Arguedas C. 4 octubre, 2014

La exalcaldesa de Alajuela Joyce Zürcher Blen quedó libre en el área penal, de los mismos hechos que el 17 de setiembre del 2010 llevaron al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) a quitarle su credencial y separarla del cargo.

En una sentencia emitida el pasado 22 de setiembre, el Tribunal Penal de Hacienda dictó un sobreseimiento definitivo a favor de Zürcher, porque luego de analizar una acusación de la Contraloría General de la República, determinó que no había ningún delito que perseguir en los hechos.

La exjerarca atribuyó ayer la acusación a una persecución.

“Traté de poner orden y el orden a los desordenados no les gusta. He pasado una verdadera tortura, me han quitado las credenciales con acusaciones falsas y ligeras de parte de la Contraloría. Esto para mí es algo terrible”, comentó.

Zürcher anunció la presentación de una demanda contra el Estado, por los daños causados para que “a otras personas no les hagan lo mismo”.

Joyce Zürcher Blen asumió la Alcaldía de Alajuela el 5 de febrero del 2007 y fue separada por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) el 17 de setiembre del 2010. Ella había sido elegida para desempeñarse en el cargo hasta el 6 de febrero del 2011. | ARCHIVO LN
Joyce Zürcher Blen asumió la Alcaldía de Alajuela el 5 de febrero del 2007 y fue separada por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) el 17 de setiembre del 2010. Ella había sido elegida para desempeñarse en el cargo hasta el 6 de febrero del 2011. | ARCHIVO LN

Historia. Joyce Zürcher fue elegida como alcaldesa de Alajuela, para el periodo del 5 de febrero del 2007 al 6 de febrero del 2011.

Empero, durante su gestión trascendieron varias denuncias sobre presuntas anomalías.

Lo anterior generó que la Contraloría General de la República y el Ministerio Público realizaran dos investigaciones sobre 16 contrataciones realizadas por la Municipalidad de Alajuela, entre octubre del 2007 y octubre del 2008.

En síntesis, los asuntos tenían que ver con presuntos errores en las declaraciones juradas de bienes, en compras realizadas a una empresa donde un familiar de ella era socio, así como en la adquisición de llantas a otra firma donde Joyce Zürcher fue fundadora.

El Ministerio Público, luego de la investigación, pidió el sobreseimiento de la exfuncionaria, al considerar que no había delito que perseguir, pero la Contraloría siguió el proceso penal y acusó a Zürcher por los delitos de peculado, fraude de ley, administración en provecho propio, falsedad en las declaraciones juradas, enriquecimiento ilícito y tráfico de influencias.

En primera instancia, la jueza Tatiana Le Roy Muñoz, del Juzgado Penal de Hacienda en Goicoechea, ordenó el 9 de julio pasado el sobreseimiento definitivo de la exjerarca alajuelense.

En la resolución aseguró: “No se pudo acreditar en la denuncia el actuar doloso por parte de la encartada (...). Vemos que no se acreditó perjuicio alguno al Estado, es claro en cada uno de los casos que se cumplió a cabalidad con la satisfacción de los fines públicos, no existió en ningún momento afectación al bien jurídico tutelado”.

La Contraloría no estuvo conforme con ese fallo y apeló, pero el Tribunal Penal de Hacienda, a cargo del juez Hugo Vargas Quirós, ratificó, el 22 de setiembre anterior, la sentencia de primera instancia.

Alexánder Rodríguez, uno de los abogados de Joyce Zürcher, dijo que en este caso se demostró que las compras se hicieron por la recomendación de los órganos técnicos de la Municipalidad y adjudicándose a las ofertas de menor precio.

“La Fiscalía se toma dos años investigando y, al final, por ningún lado ve que se cometiera un delito y pide sobreseimiento. La Contraloría hace una investigación sumaria a la carrera y determina que hay responsabilidad administrativa, sin tener todos los medios de investigación”, manifestó.