Por: Katherine Chaves R. 6 septiembre

Un enfermero fue condenado 12 años de cárcel por violar a una menor, de 17 años, quien estaba embarazada, y por abusar a una hermana de ella.

La sentencia la dictó el Tribunal Penal de Pérez Zeledón el 4 de setiembre pasado, en contra de Ian Leal Murillo.

La violación y el abuso se dieron en el Hospital Escalante Pradilla, en Pérez Zeledón.
La violación y el abuso se dieron en el Hospital Escalante Pradilla, en Pérez Zeledón.

Además, el sentenciado no podrá ejercer su profesión por un periodo de cuatro años, según ordenaron los jueces.

Los hechos que se juzgan ocurrieron el 8 de noviembre del 2014 en el Hospital Escalante Pradilla, en Pérez Zeledón, donde el imputado se desempeñaba como enfermero gineco-obstetra.

La causa se tramitó bajo el expediente 14-001560-0219-PE.

Engaño. Según la Fiscalía, la menor embarazada tenía un día de estar internada en ese centro médico, porque ya presentaba dolores de parto.

Entonces, ese día, el enfermero se acercó a la hermana de la joven, quien sí era mayor de edad (no se precisó cuántos años tenía), para decirle que él podía ayudarla para que el bebé naciera más rápido.

Leal le dijo a la muchacha que debían conversar fuera del hospital para explicarle el procedimiento que el realizaría a la menor.

La mujer accedió a encontrarse con el sentenciado en las cercanías de la capilla del hospital y, posteriormente, se trasladaron al parqueo de ese centro médico, donde Leal tenía su carro.

En ese sitio, Leal le indicó a la víctima que le practicaría a la embarazada "un desprendimiento de membranas". Luego, besó y abusó sexualmente de la hermana mayor de edad.

Inmediatamente después, el acusado subió a la sala en la que estaba la menor embarazada, la llevó a otro cuarto, le indicó el procedimiento que le realizaría y la violó.

Mientras la sentencia adquiere firmeza, Leal permanecerá nueve meses en prisión preventiva.

Etiquetado como: