Por: Carlos Arguedas C. 11 enero

Una empresaria, ligada al financiamiento de equipos de triatlón, descuenta seis meses de prisión preventiva como sospechosa de cometer un fraude de $30 millones.

El hecho lo confirmó la oficina de prensa del Ministerio Público, que detalló de que se trata de una mujer de apellidos Silva Meneses, de 41 años, quien fue capturada el pasado 2 de diciembre en San José.

De acuerdo a esa información, desde el año 2009 Silva se dedicaba al manejo de dineros, invirtiendo en la bolsa de valores, creando fideicomisos y adquiriendo certificados de depósitos a plazo. Para eso, ella recibía fondos que eran aportados por inversionistas, a quienes les pagaba altos intereses.

Sin embargo, en los últimos meses del 2016 dejó de honrar los pagos, razón que motivó a los afectados a denunciar el hecho ante el Ministerio Público.

Precisamente, la Fiscalía dio a conocer de que la mujer aprovechó su experiencia y conocimiento en el manejo de fondos, pues presuntamente, parte del dinero fue desviado a cuentas de la implicada.

El abogado Erick Ramos Fallas, representante de seis inversionistas (cinco costarricenses y un extranjero) dijo que Silva no tiene bienes registrados en suelo nacional, por lo cual pidieron que se levantara el secreto bancario, tanto en Costa Rica como en Panamá, con el fin de tratar de congelar fondos.

“La actuación es altamente sofisticada por el tipo de documentos que mostraba a los ofendidos, donde justificaba, en forma falsa, la custodia de valores en puestos de bolsa”, agregó.

Por su parte, Francisco Javier Dall’Anese Ruiz, representante legal de otra sociedad anónima local perjudicada, manifestó que no puede hablar con la prensa sobre procesos judiciales en trámite pero comentó que el daño se produjo entre junio y agosto del año anterior.

Por su parte, el abogado Luis Alonso Salazar Rodríguez, defensor de Silva, dijo que se ha especulado mucho de quienes dicen ser las víctimas pero “no han aportado pruebas de las supuestas pérdidas y la existencia real de las inversiones”.

Esta causa se tramita en el expediente 15-123-1220-PE y es por los delitos de estafa, administración fraudulenta, intermediación financiera, uso y falsificación de documentos.