Aún quedan por localizar un Toyota Prado y una motocicleta marca Yamaha

 14 octubre, 2013

Agentes de la Sección de Robo de Vehículos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) allanó la tarde de este lunes una vivienda ubicada en calle Los Pinares en Desamparados de Alajuela.

En la irrupción se ubicaron tres carros y dos motocicletas extraídas la noche del sábado de una venta de autos en Naranjo de Alajuela.

Según el dueño de la venta de autos, quien no quiso ser identificado, varios sujetos vestidos de agentes del OIJ llegaron ese día a la venta de autos e ingresaron al comercio con la autorización del guarda de seguridad.

Una vez dentro, los sospechosos golpearon al oficial y lo amarran en una oficina, donde permaneció hasta las 2 a. m., cuando logró soltarse y pedir ayuda.

En la vivienda allanada se encontraron parte de los vehículos y las motocicletas robadas.

Durante el allanamiento se encontraron algunos autos sustraídos el sábado de una venta de vehículos.
Durante el allanamiento se encontraron algunos autos sustraídos el sábado de una venta de vehículos.

Un joven que permanecía dentro de la casa indicó que los vehículos no eran de su propiedad, sino que se encontraban ahí porque unos conocidos le pidieron que los guardara.

Ayer domingo, el dueño de la propiedad –quien no vive en esa casa– llegó a guardar un camión, al ver los vehículos averigua a quién pertenecen y al escuchar la versión del hijo logró ubicar al dueño.

Según el propietario de la venta de autos, el robo anda cerca de los ¢90 millones; sin embargo, aún queda por ubicar un Toyota Prado y una motocicleta Yamaha.

Etiquetado como: