39 personas fueron detenidas en operativo realizado en 18 países

Por: Gustavo Fallas M. 18 abril
La aplicación WhatsApp es propiedad de Facebook
La aplicación WhatsApp es propiedad de Facebook

Dos ticos son investigados por supuestamente formar parte de una red internacional que distribuía pornografía infantil a través de la aplicación de mensajería WhatsApp.

La organización, en la cual están involucrados 133 sujetos más alrededor del mundo, fue desarticulada este martes luego de distintos operativos realizados en 18 países situados en Europa, Centroamérica y Suramérica.

La operación fue realizada por la Policía Nacional de España, Europol e Interpol y dejó un resultado de 39 detenidos.

La detención de los costarricenses, de apellidos Matamoros Duarte y Rojas Jiménez, respectivamente, se dio el 3 de abril por parte de la sección de Delitos Sexuales del Organismo de Investigación Judicial (OIJ). Ellos fueron capturados en allanamientos realizados en San Pedro de Montes de Oca y Tibás, San José.

Según confirmó el Ministerio Público, ambos quedaron en libertad, pero siguen ligados al proceso penal.

Chat mundial

De acuerdo con un comunicado de la Policía Nacional de España, de las 39 personas detenidas por este caso, 17 de ellas fueron capturadas en España, seis en Colombia, cuatro en Italia, dos en Alemania, tres en Bolivia, dos en Costa Rica, dos en Paraguay y una en Chile, El Salvador y Portugal.

"La investigación fue iniciada en junio de 2016 por la Unidad de Investigación Tecnológica a raíz de la detección de un enlace en la red TOR (The Onion Router) -conjunto de servidores que permiten hacer anónima la dirección IP de los usuarios- donde se invitaba a participar en un grupo de chat para intercambiar pornografía infantil.

"Esta URL redirigía a un repositorio en el cual se facilitaban las instrucciones de acceso, a través de redes anónimas, a una comunidad de pedófilos existente en un servicio de mensajería instantánea.

"Con las primeras gestiones se detectó la existencia de un número elevado de enlaces de invitación a grupos ubicados en WhatsApp, abiertos a todos los usuarios", comunicó la policía española.

Según la investigación, en el chat se enviaban videos e imágenes caracterizadas por un trato degradante contra niñas de entre cero y ocho años de edad.

"L os administradores habían establecido criterios para la admisión y expulsión de sus miembros, así como la moderación de los contenidos accesibles, incluso utilizaban una terminología especifica habitual en ambientes pedófilos", agregó el boletín de la Policía Nacional de España.

Durante esta operación, los agentes policiales han investigado más de 360.000 archivos multimedia que implican a los arrestados.

Etiquetado como: