Por: Carlos Arguedas C. 2 agosto, 2014

El Consejo Superior de la Corte Suprema de Justicia destituyó, el jueves pasado, al juez penal de Upala (Alajuela), Ólger León Contreras, por no entregar el protocolo que usaba como notario.

La revocatoria del nombramiento rige desde ayer 1.° de agosto, informó el Departamento de Prensa y Comunicación Organizacional del Poder Judicial.

La medida administrativa es paralela a un proceso penal que se le sigue a León por dos delitos de peculado (distraer dineros que fueron dados a su custodia).

Por este último asunto, el exfuncionario fue detenido el jueves 24 de julio en su vivienda, en Liberia de Guanacaste, como sospechoso de dejarse ¢2 millones que una persona presa canceló como fianza para obtener su libertad.

También se le atribuyó haber tomado ¢320.000 que un hombre le entregó por el pago de una pensión alimentaria, dinero que no trasladó, de manera inmediata, a la mujer beneficiada

Aunque inicialmente le dictaron tres meses de prisión preventiva, el miércoles pasado fue dejado en libertad, según resolvió el Tribunal Penal de Hacienda, en Goicoechea, el cual tiene que ver todos los asuntos en donde se involucre a funcionarios públicos.

El OIJ allanó el Juzgado de Upala el jueves 24 de julio. | ÉDGAR CHINCHILLA
El OIJ allanó el Juzgado de Upala el jueves 24 de julio. | ÉDGAR CHINCHILLA

Caso antiguo. El proceso administrativo por el cual se despidió a Ólger León, lo planteó la Dirección General de Notariado, pues León desde el año 2007, cuando lo nombraron como juez, se negó a entregar el tomo número tres de su protocolo, que debía quedar bajo custodia de la Dirección de Notariado.

La legislación prohíbe a los funcionarios públicos ejercer como notarios o abogados particulares.

Por este caso, a León se le había abierto un proceso penal por los delitos de desobediencia y retención indebida. No fue posible conocer, ayer en la tarde, en qué situación se encuentra esa causa.