Funcionaria de la Fiscalía llevaba roce laboral a lo personal, asegura abogada

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 10 febrero, 2015

La defensora pública de Siquirres, Lorry Chiny, afirmó ayer que la fiscala Yorleny Ching Cubero la había amenazado un mes antes de que ordenara su detención.

La declaración de Chiny se dio ante el Tribunal Penal de Goicoechea, donde se realiza un juicio contra la fiscala por supuesto abuso de autoridad y privación de libertad, en el que la demandante es la defensora.

Chiny relató que en el 2010, al finalizar una audiencia en Siquirres, Ching le recordó que la semana siguiente se iniciaría un juicio por narcotráfico.

“El abogado particular de los imputados me había ofrecido como testigo, porque yo había ido el día que encontraron el vehículo (como defensora) y, después, ellos pusieron abogado particular.

”Cuando ella me dijo eso, yo le dije: ‘Ah sí licenciada, me llegó la cita’. Y me dijo: ‘Cuidado va a ir a mentir, porque la mando a detener. Yo me sentí amenazada y me dio mucha cólera que me hablara así (...). Entonces le dije: ‘Vea licenciada, no me amenace, yo a usted no le tengo miedo’”.

Lorry Chiny, quien es la víctima en este caso, declaró ante los jueces Ileana Méndez, Sergio Quesada y Jorge Tabash. | ALBERT MARÍN.
Lorry Chiny, quien es la víctima en este caso, declaró ante los jueces Ileana Méndez, Sergio Quesada y Jorge Tabash. | ALBERT MARÍN.

Chiny fue detenida el 24 de junio del 2010, cuando salía de un debate por otra causa. Recordó que no le indicaron cuál era el motivo de la aprehensión y que la llevaron esposada a la Fiscalía.

La captura se dio porque, supuestamente, había amenazado a una testigo. Ella fue liberada rápidamente.

Ayer, narró que el Poder Judicial la despidió por afectar la imagen de la entidad, pero, luego de una apelación, fue reintegrada.

La funcionaria consideró que su colega Ching llevaba los roces laborales a un plano personal.

Ching fue la fiscala que elaboró la acusación por el crimen de Jairo Mora, la cual fue criticada por los jueces de Limón, quienes absolvieron a siete imputados.

Defensa. José Joaquín Ureña, abogado de la demandada, aseguró que en este caso, la fiscala hizo “lo que tenía que hacer” ante una denuncia de la testigo.

Por su parte, Chiny es representada por el abogado Federico Campos.