La persona que ingrese en la base, de forma ilícita, será penada con cárcel

 5 febrero, 2015

La Corte Plena restringió, mediante la aprobación de un protocolo, el acceso a la Plataforma de Información Policial (PIP).

La regulación se adoptó porque el pasado 28 de octubre trascendió que dicha base fue accedida ilegalmente por 24 agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y cuatro fiscales, para extraer datos sobre el portero costarricense Keylor Navas y dos de sus hermanas.

La aprobación del protocolo fue comunicada por la Corte Plena mediante una circular, el pasado 20 de enero, que fue dirigida a todas las dependencias judiciales del país.

Entre las nuevas disposiciones se establece que la persona que ingrese y haga uso de la información contenida en la plataforma con carácter personal o en actividades distintas a las reguladas por la Corte, será sancionada con prisión de dos a ocho años. Este castigo consta en el artículo 13 de la Ley Contra la Delincuencia Organizada.

El protocolo pretende resguardar la integridad del sistema y evitar que la información sea utilizada para otros fines distintos, actos ilícitos o ilegales.

Los datos de Keylor Navas fueron consultados en junio pasado por 24 oficiales del OIJ y 4 fiscales. | ARCHIVO LN
Los datos de Keylor Navas fueron consultados en junio pasado por 24 oficiales del OIJ y 4 fiscales. | ARCHIVO LN

Avance de pesquisa. Luego de que trascendió que los 24 agentes y los cuatro fiscales habían accedida ilegalmente a la plataforma, el director del OIJ, Francisco Segura Montero, presentó la denuncia ante el Ministerio Público y la Inspección Judicial.

Sin embargo, el 3 de noviembre pasado, el fiscal general de la República, Jorge Chavarría Guzmán, anunció que se incluyó en la pesquisa a Francisco Segura, porque el jefe policial autorizó a dos agentes para que revisaran información de Navas y la familia, con el fin de prevenirlos de un secuestro o extorsión.

La Fiscalía de Probidad, Transparencia y Anticorrupción informó ayer de que la pesquisa de este caso está en la etapa preparatoria, que es de análisis y recabar pruebas, la cual es privada para terceras personas. Precisamente, se comunicó que están a la espera de informes que se solicitaron a la Sección de Fraudes y otro de Informática del OIJ.

El subdirector del OIJ, Gerald Campos, prefirió no referirse al tema, pues entre los acusados figura el director Segura.

“Ese asunto está en la Fiscalía. Lo que sí puedo decirle es que nosotros preparamos el protocolo que aprobó la Corte”, manifestó Campos.