Denuncia de un privado de libertad desató la indignación de los magistrados

Por: Hugo Solano 15 julio, 2013

La Presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Zarela Villanueva, ordenó a la Dirección Ejecutiva del Poder Judicial disponer de los recursos necesarios para comprar e instalar cámaras de seguridad en aquellos centros de detención de ese poder del Estado que aún no las tengan.

Lo anterior ante la agresión que sufrió una persona detenida en las celdas del Primer Circuito Judicial de San José, el pasado viernes 12 de julio y que quedó evidenciada en una grabación de video.

En primera instancia se hará un inventario de cuáles celdas actualmente están monitoreadas y cuáles no, disponiendo del presupuesto necesario que se requiera para extender su cobertura a un 100%.

Lo anterior como parte de las medidas a tomar para proteger la integridad física de las personas detenidas.

Asimismo, Villanueva realizó una instancia a la Comisión de enlace entre la Corte y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) para que se revisen los procesos de reclutamiento y selección de personal de ese Organismo, destinado a la custodia de personas detenidas.

También pidió revisar los protocolos de actuación que tienen que ver con la policía Judicial, para proteger la integridad de las personas privadas de libertad que son trasladadas y permanecen en celdas del OIJ.

El traslado de detenidos y su trato, serán monitoreados más severamente para impedir abusos policiales.
El traslado de detenidos y su trato, serán monitoreados más severamente para impedir abusos policiales.

Esta gestión contó con el apoyo de la Corte Plena, que busca reforzar los controles del Poder Judicial para la tutela efectiva de los derechos humanos y fundamentales de los privados de libertad.

Etiquetado como: