Por: Carlos Arguedas C. 27 noviembre, 2014

El tiempo de espera para que un conflicto sea llevado a juicio, es menor ahora, comunicó ayer la Corte Suprema de Justicia.

Tanto Zarela Villanueva Monge como José Manuel Arroyo Álvarez, presidenta y vicepresidente del Poder Judicial, afirmaron que este logro se obtuvo debido a la aplicación de medidas correctivas.

En el área penal, Arroyo dijo que, con base en informes del Departamento de Planificación, “se nota alguna mejoría”, y agregó : “Esperaría que con la entrada en vigencia del Centro de Gestión de Apoyo a la Judicatura esos indicadores mejoren”. Por su parte, Villanueva manifestó que, tanto en el campo laboral como en el de pensiones alimentarias, también se dan respuestas efectivas a los interesados.

“Estamos haciendo un uso más racional y efectivo de los recursos, para evitar esos atrasos y para dar un mejor acceso a las personas en estado de vulnerabilidad”, afirmó.

Zarela Villanueva y José Manuel Arroyo dieron ayer el informe ante la prensa. | LUIS NAVARRO
Zarela Villanueva y José Manuel Arroyo dieron ayer el informe ante la prensa. | LUIS NAVARRO

La jerarca dijo que, en el tema laboral –los juzgados en Goicoechea llevan el 80% de los asuntos del país– los juicios se estaban dando a un año plazo.

“Por orden de la Presidencia se abrieron dos salas de juicio en San José, que están llamando gente a resolver sus conflictos y ahora los juicios se programan a un mes plazo”, explicó Villanueva.

Otros asuntos. Villanueva y Arroyo dieron las declaraciones ayer, cuando citaron a la prensa para divulgar los temas relevantes del denominado Año del Poder Judicial.

Precisamente, otro asunto comentado fue el régimen judicial de pensiones, que, según Villanueva, “ha venido soportando una campaña desde hace más de dos años (...) que hubiera dejado en la quiebra a cualquier sistema de pensiones privada, porque ha provocado la salida de muchos funcionarios ante un posible cambio”.

Agregó que para garantizar la sostenibilidad del fondo presentaron las medidas correctivas requeridas, que espera se aprueben el próximo año.