Por: Gustavo Fallas M. 13 septiembre, 2016

Un contador abusó sexualmente de 10 mujeres menores de edad a las que les ofrecía pagos de entre ¢20.000 y ¢50.000 para "modelar".

Por esas actuaciones, el Tribunal Penal de Goicoechea lo sentenció a 50 años de prisión por siete delitos de abusos sexual, tres de fabricación pornográfica y una violación en perjuicio de las 10 menores.

 La sentencia se dictó hoy a las 10 a.m. en los Tribunales de Goicoechea. | ARCHIVO LN
La sentencia se dictó hoy a las 10 a.m. en los Tribunales de Goicoechea. | ARCHIVO LN

El sentenciado es un hombre identificado como Carlos Alberto Quesada Cubillo, de 50 años. La condena en su contra fue dictada por el Tribunal el 23 de agosto anterior.

Los hechos que se le atribuyeron a Quesada ocurrieron entre el 2010 y el 2011 en dos casas ubicadas en Moravia y Curridabat.

Según la pieza acusatoria de la Fiscalía, el imputado se aprovechó de la "vulnerabilidad y su situación económica" de las ofendidas para ofrecerles pagos a cambio de que modelaran para diferentes marcas.

Cuando las convencía, las obligaba a desnudarse para fotografiarlas "e incluso les exigía que mantuvieran relaciones sexuales con él y así les entregaba el dinero", indicó la Fiscalía.

De acuerdo con el informe del ente acusador del Estado, Quesada también las amenazó en varias ocasiones para que no mencionaran nada de lo que sucedía.

"No obstante, la mayoría de las veces, el sujeto las tomaba a la fuerza hasta abusar sexualmente de ellas. Además, si no lograba que ellas aceptaran hacer lo que él les decía, no les pagaba", aseveró el Ministerio Público en su acusación.

En la página web del Colegio de Contadores Públicos de Costa Rica, Quesada aparece inscrito, y en su estado indica que está activo.

El sentenciado deberá pasar seis meses en prisión preventiva mientras el fallo queda en firme, determinaron los jueces que dirigieron el debate.

Desde 1994, tras una reforma al Código Penal, la pena máxima de prisión en Costa Rica es de 50 años.

LNCNWS20160913_0083