Joven de 24 años se sometió a proceso abreviado para no ir a juicio

Por: Hugo Solano 1 agosto

Una mujer de apellidos Calderón Solís, de 24 años, llegó a una conciliación y deberá pagar ¢12 millones al tráfico Hugo Barrantes, a quien atropelló y se llevó en la tapa de su carro el 4 de noviembre del año pasado.

Con esta medida, la mujer evitó someterse a un eventual juicio; la Fiscalía Adjunta de Heredia la acusó por tentativa de homicidio calificado, por los hechos ocurridos en Lagunilla de Heredia.

El Código Penal establece que este delito se castiga con cárcel de entre 20 a 35 años.

Según el Juzgado de Heredia, Calderón deberá pagar el monto acordado entre diciembre próximo y junio del 2018, pero además deberá cubrir los costos que el proceso legal representó para el ofendido.

Además, deberá expresarle una disculpa pública en un medio de prensa de circulación nacional, informó este martes la oficina de prensa del Ministerio Público.

El día de los hechos, la mujer conducía en dirección a Barreal de Heredia y se negó a atender la señal de alto que le hizo el oficial; cuando este se colocó delante de su vehículo para detenerla, ella aceleró y se llevó al funcionario en la tapa del carro por varios metros.

Calderón se negó a hacerse a un lado para una revisión de rutina cerca del cruce del Conservatorio Castella, en Heredia.

El oficial Barrantes sufrió golpes que ameritaron atención médica e incapacidad por varios días.
El oficial Barrantes sufrió golpes que ameritaron atención médica e incapacidad por varios días.

El 15 de noviembre del 2016 Barrantes demandó a la conductora por tentativa de homicidio y resistencia a la autoridad.