Fiscalía sostiene que chofer iba ebrio e invadió el carril contrario

Por: Carlos Eduardo Vargas 3 marzo, 2014

Liberia. El chofer de un tráiler que causó la muerte de seis personas en La Cruz de Guanacaste, afrontará un juicio a partir de hoy en el Tribunal Penal de Liberia.

La tragedia ocurrió la noche el 12 de enero del 2013, cuando tres parejas fueron a celebrar un cumpleaños y luego murieron al chocar con el furgón.

Las muertes dejaron a ocho menores huérfanos.

Según la Policía, el chofer del equipo pesado, de apellido Chaves, iba conduciendo en estado de ebriedad e invadió el carril por donde viajaban las parejas en un automóvil Toyota Corolla. Ese mismo día, Chaves cumplía años.

En ese momento, la Policía de Tránsito informó de que la alcoholemia marcó 1,7 gramos de alcohol por litro de sangre, cuando lo máximo permitido es 0,75.

El choque en el que fallecieron las tres parejas (padres de ocho menores) ocurrió en enero del 2013. El juicio será dirigido por los jueces Kathy Abarca, Brisa Campbell y Rodrigo Campos. | CARLOS VARGAS / ARCHIVO.
El choque en el que fallecieron las tres parejas (padres de ocho menores) ocurrió en enero del 2013. El juicio será dirigido por los jueces Kathy Abarca, Brisa Campbell y Rodrigo Campos. | CARLOS VARGAS / ARCHIVO.

Las víctimas fueron Manuel Torres Chaves (28 años), Eliza Jirón (20), Junior Arias Alegría (32), Mónica Zúñiga Vega (24), Gilbert Cruz Sánchez (28) y Vanesa Arias Alegría (34). Empleados del bar donde ellos estuvieron celebrando dijeron que el grupo bebió licor por varias horas.

Las autoridades detallaron que Torres manejaba sin licencia y que iba una persona de más en el auto. También, señalaron que el carro tenía ocho derechos de circulación pendientes.

El Ministerio Público sostiene que la invasión de vía del furgón fue lo que ocasionó el choque.

Ricardo Quirós, fiscal del caso, subrayó que la alcoholemia y los informes de planimetría son determinantes en este caso.

El imputado tiene más de un año de cumplir prisión preventiva.

Demanda. Las familias de las víctimas presentaron una querella en la que serán representados por un grupo de seis abogados.

Los reclamos de indemnización van desde los ¢95 millones, como en el caso de la madre de Eliza Jirón. “Ella es la legitimada para hacer el reclamo por la muerte de su hija”, manifestó el penalista Carlos Montero, quien representa a la mujer.

Además de Chaves, está demandada civilmente la empresa Excavaciones RyC, S. A., dueña del vehículo pesado.

Eladio Cortés, abogado de la compañía, manifestó que el reclamo contra su cliente supera los ¢750 millones.

El representante dijo que la empresa no debe ser responsable solidaria “porque se paga a un chofer y este es quien tiene la responsabilidad”, argumentó.

Etiquetado como: