Cada uno deberá descontar 25 años de cárcel

 11 julio, 2013

El Tribunal de Juicio de Cartago condenó la tarde de este jueves a tres hombres por acabar con la vida de un taxista informal en diciembre del 2011.

Los condenados a 25 años cada uno, son un padre y su hijo de apellidos Desanti y otro hombre de apellido Nájera.

Los tres fueron hallados culpables el delito de homicidio calificado, con alevosía, en perjuicio del taxista de apellidos Chavarría Sánchez.

La víctima acudió el 27 de diciembre del 2011 a prestar un servicio solicitado por uno de los imputados. El traslado era desde Guadalupe de Goicoechea a Paraíso de Cartago.

Cuando la víctima trasladaba al sujeto por San Ramón de Tres Ríos fue amenazado con arma de fuego por el sujeto y, luego de un forcejeo con el hombre, logró salir del vehículo para pedir ayuda.

Sin embargo, en ese momento se topó con los dos imputados de apellidos Desanti y fue atacado a golpes por ambos.

De acuerdo con la condena, los sujetos le dispararon pero sin lograr darle muerte.

Seguidamente se lo llevaron en la cajuela del vehículo hasta las inmediaciones del Centro Campestre La Campiña, en Tres Ríos, donde le dieron muerte de un disparo en la cabeza.

La sala de juicios estaba repleta de efectivos de seguridad
La sala de juicios estaba repleta de efectivos de seguridad

El cuerpo del taxista fue abandonado por los sujetos en un sector solitario del Monte de la Cruz en San Rafael de Heredia, donde fue encontrado por vecinos de la zona en horas de la tarde del 30 de diciembre de ese mismo año.

Uno de los imputados fue detenido por oficiales de la Fuerza Pública dos días después del crimen, cuando conducía el vehículo del ofendido por las inmediaciones de la Embajada de Estados Unidos, en Pavas, San José y posteriormente se detuvo a los otros dos sospechosos.