Accidente había ocurrido en julio del 2008

Por: Carlos Arguedas C. 29 mayo, 2014

El Tribunal de Juicio de San José condenó este jueves a tres años de prisión a un chofer que en julio del 2008 se metió contra vía en la autopista General Cañas y provocó un accidente donde murió otro conductor.

En la sentencia los jueces aunque le dieron el beneficio condicional de la pena (no va a prisión) le prohibieron al conductor manejar vehículos durante cinco años y que en caso de hacerlo y es sancionado con un parte deberá ir a la cárcel.

La pena se la dictaron a Josué Madrigal Brenes, quien el 24 de julio del 2008 cuando conducía un vehículo se metió contravía por una calle sin salida que tiene la autopista General Cañas y que lleva a Sabana Norte.

Madrigal salió a la General Cañas y al ver que iba en contravía trató de devolverse pero dejó atravesado el vehículo en la carretera.

Lo anterior provocó que un autobús chocara una buseta y esta se pasara al carril contrario donde venía otro vehículo que chocó de frente. Precisamente murió el conductor de ese último vehículo William Fernández Jiménez.

El Tribunal de Juicio al dictar la sentencia, también aceptó el reclamo civil y condenó al chofer, al dueño del carro que manejaba y al Estado a pagar la suma de ¢176 millones a las víctimas, que en este caso la esposa y los hijos del fallecido.

Al Estado lo condena porque la calle no tenía señalización que advirtió que el conductor se había ido contravía.