Comparaciones de ADN ligaron al sujeto con tres de los ultrajes a las niñas

Por: Carlos Láscarez S. 10 mayo, 2014

Un zapatero de apellido Cerdas, de 54 años fue detenido por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) como sospechoso de seis violaciones en perjuicio de cuatro niñas y dos mujeres, ocurridas entre los años 2006 y el 2013.

El sujeto fue capturado el martes pasado por agentes de la Unidad de Vínculos Criminales del OIJ cuando salía de las instalaciones del Segundo Circuito Judicial de Goicoechea.

Una de las violaciones que se le atribuyen al sospechoso ocurrió en Ipís de Goicoechea, en el 2006. La víctima fue una menor que en ese entonces tenía 10 años.

En otra de las causas, que data del 2008, las ofendidas fueron tres niñas de 6, 7 y 10 años, vecinas de Purral de Guadalupe.

A Cerdas también se le relaciona con dos ataques sexuales más contra dos mujeres, de 47 y 59 años, ocurridos el año pasado en El Carmen de Guadalupe y en el distrito Merced, San José.

Las autoridades no divulgaron detalles de los casos; por ejemplo, la forma en que abordaba a sus víctimas o cómo las intimidaba.

Según el director del OIJ, Francisco Segura, el sujeto ya ha descontado condena por violación. Además tiene antecedentes por robo simple y agravado, asalto, fraude, estafa, maltrato y homicidio.

El arresto del hombre, de apellido Cerdas, lo efectuaron el martes agentes de la Unidad de Vínculos Criminales del OIJ, cuando salía de las instalaciones del Segundo Circuito Judicial, en Goicoechea. | FABIÁN HERNÁNDEZ.
El arresto del hombre, de apellido Cerdas, lo efectuaron el martes agentes de la Unidad de Vínculos Criminales del OIJ, cuando salía de las instalaciones del Segundo Circuito Judicial, en Goicoechea. | FABIÁN HERNÁNDEZ.

Depredador sexual. El jerarca policial aseguró ayer que el detenido posee un comportamiento criminal de abusos sexuales, donde sus víctimas son menores e incapaces.

“Para las posibles víctimas es un acierto su detención. Es un depredador sexual y lo seguirá siendo. Para la Policía Judicial significó un trabajo muy agradable y gratificante. Solía atacar en zonas cercanas a su casa”, manifestó Segura.

ADN lo delató. Para lograr el arresto de Cerdas, resultó de vital importancia el resultado obtenido mediante el Sistema de Índice de ADN Combinado (Codis, por sus siglas en inglés), usado para realizar comparaciones de los perfiles genéticos, dijo Segura.

“Este sistema nos permite una realidad que no conocíamos. Los indicios se guardan en una base de datos que luego se comparan. En tres de las violaciones se le pudo vincular (a Cerdas) gracias a este sistema”, resaltó .

La Unidad de Vínculos Criminales del OIJ inició funciones en enero y se encarga de relacionar incidentes utilizando sistemas tecnológicos. A la fecha ya ha logrado resolver cinco casos.

Otro equipo que utilizan, aparte del Codis, es el IBIS (comparador balístico), al que se recurre para analizar si un arma ha sido usada en diferentes lugares.

Etiquetado como: